Un congreso internacional sobre ciudad y formas urbanas

En la Escuela de Inge­nie­ría y Arqui­tec­tura de la Uni­ver­si­dad de Zara­goza el equipo de Arqui­tec­tura y Urba­nismo acaba de lan­zarl a con­vo­ca­to­ria de un Con­greso que se cele­brará en este cen­tro, en sep­tiem­bre de 2018. Se trata del II Con­greso Inter­na­cio­nal ISUF-H (His­pa­nic Inter­na­tio­nal Semi­nar on Urban Form) con el título “Ciu­dad y for­mas urba­nas. Pers­pec­ti­vas transversales”.

Imagen del díptico del II Congreso Internacional ISUF-H (Hispanic International Seminar on Urban Form) dedicado al tema “Ciudad y formas urbanas. Perspectivas transversales”. Zaragoza, 13 y 14 de septiembre, 2018.

¿Por qué interesa ahora orga­ni­zar un con­greso inter­na­cio­nal sobre for­mas urba­nas? Parece claro que las for­mas urba­nas inci­den de dis­tin­tos modos en el fun­cio­na­miento y en la cali­dad de vida de los ciu­da­da­nos, tam­bién en la even­tual sos­te­ni­bi­li­dad del pla­neta. Efec­ti­va­mente, según un con­cepto amplio de las ‘for­mas urba­nas’, resulta evi­dente que las ciu­da­des con for­mas com­pac­tas y correc­ta­mente estruc­tu­ra­das pue­den favo­re­cer un buen fun­cio­na­miento de los orga­nis­mos urba­nos, su inte­gra­ción en la natu­ra­leza mediante infra­es­truc­tu­ras ver­des, la dota­ción de trans­por­tes públi­cos efi­cien­tes y con­for­ta­bles, la con­fi­gu­ra­ción de espa­cios públi­cos acti­vos y de cali­dad, etc. En cam­bio, for­mas urba­nas que son resul­tado exclu­sivo de la lógica del mer­cado inmo­bi­lia­rio, o aque­llas que son fruto de pla­ni­fi­ca­cio­nes y dise­ños de carác­ter tec­no­crá­tico y de baja cali­dad, inci­den direc­ta­mente en la degra­da­ción de la vida urbana y en la pér­dida del legado cul­tu­ral y medioam­bien­tal de nues­tras ciudades.

En ese sen­tido, resulta opor­tuno pre­gun­tarse por algu­nas cues­tio­nes, que son las que se tra­ta­rán en las 9 sec­cio­nes plan­tea­das en el congreso.

  1. En pri­mer lugar, interesa revi­sar las teo­rías de la forma urbana y las meto­do­lo­gías urba­nís­ti­cas. Desde la pers­pec­tiva urba­nís­tica, pode­mos pre­gun­tar­nos por las ‘bue­nas for­mas urba­nas’ (siguiendo a Kevin Lynch y otros).  O por los reno­va­dos con­cep­tos del urba­nismo como ‘arte de crear luga­res habi­ta­bles’ (como pro­pone Peter Hall).

  2. Tam­bién se hace nece­sa­rio refle­xio­nar sobre los cam­bios que ha expe­ri­men­tado el con­cepto de patri­mo­nio urbano, que ha dejado de estar cen­trado en los monu­men­tos arqui­tec­tó­ni­cos y ha pasado a abor­dar una visión más amplia y com­pleja, que incluye ele­men­tos ver­nácu­los y tam­bién otros más recien­tes, a veces no tan excep­cio­na­les, pero cuya pre­sen­cia es deter­mi­nante en la ‘ciu­dad ordinaria’.

  3. Del mismo modo, parece obvia la nece­si­dad de apos­tar por la rege­ne­ra­ción más que por el cre­ci­miento urbano, con una visión inte­gra­dora que tome en con­si­de­ra­ción los­fac­to­res socia­les, eco­nó­mi­cos y ambien­ta­les, ade­más de los­fí­si­cos y cons­truc­ti­vos. El reto con­siste en explo­rar las posi­bi­li­da­des que una aten­ción espe­cí­fica a las for­mas urba­nas ofrece para mejo­rar la habi­ta­bi­li­dad y la urba­ni­dad de nues­tras ciudades.

  4. El espa­cio público sigue teniendo un papel pre­pon­de­rante en la con­fi­gu­ra­ción de la forma urbana, fac­tor clave en la gene­ra­ción de las acti­vi­da­des huma­nas y de un espa­cio de rela­ción social.  Por eso, interesa iden­ti­fi­car cuál es el uso –el ‘real’ y el ‘ideal’– de los espa­cios colec­ti­vos, en la línea de las que plan­tea la escuela de Jan Gehl en sus inves­ti­ga­cio­nes sobre las rela­cio­nes entre espa­cio público y vida urbana.

  5. El pla­nea­miento urba­nís­tico ha inci­dido de forma sus­tan­cial en las for­mas urba­nas, de manera diversa en fun­ción de sus esca­las y de sus con­cre­cio­nes ins­tru­men­ta­les. La pla­ni­fi­ca­ción, que hoy se renueva desde pre­mi­sas medioam­bien­ta­les y de cohe­sión social (dere­cho a la ciu­dad), nece­sita re-enfocar su objeto para crear (o re-crear) luga­res mejo­res, espa­cios urba­nos y pai­sa­jes más huma­nos y habi­ta­bles. Aquí la cues­tión sobre la ‘buena forma urbana’ per­ma­nece abierta.

  6. El terri­to­rio, ade­más de su sig­ni­fi­cado como espa­cio ads­crito y vivido, tiene tam­bién el sen­tido de ‘espa­cio mane­jado’, adap­tado a la socie­dad que lo ocupa y lo trans­forma. El aná­li­sis de los pro­ce­sos y mode­los terri­to­ria­les guarda estre­cha rela­ción con las for­mas urba­nas con­tem­po­rá­neas. Terri­to­rio y ciu­dad son dos tér­mi­nos indi­so­lu­bles. Ambas reali­da­des se rela­cio­nan inten­sa­mente. La visión de los geó­gra­fos resulta fun­da­men­tal para un debate actua­li­zado sobre el tema.

  7. El con­cepto de pai­saje es, sobre todo, una cons­truc­ción cul­tu­ral que recoge la rela­ción del hom­bre con su entorno y en la que se inte­gran com­pre­sión y cons­truc­ción del medio en un pro­ceso ite­ra­tivo. El pai­saje –ins­crito tanto en su con­di­ción eco­ló­gica como en su dimen­sión cultural-, evo­lu­ciona y cam­bia. Desde esta pers­pec­tiva, se plan­tea una refle­xión sobre la forma urbana que va más allá de su con­di­ción mera­mente mor­fo­ti­po­ló­gica, inclu­yendo el com­plejo uni­verso de los sis­te­mas socioecológicos.

  8. Toda car­to­gra­fía es siem­pre una ope­ra­ción de cons­truc­ción, en el sen­tido más lite­ral del tér­mino.  En pala­bras de James Cor­ner, “la fun­ción del car­to­gra­fiado no es tanto refle­jar la reali­dad como engen­drar una refor­mu­la­ción de los mun­dos en los que vive la gente.” Interesa, por tanto, abor­dar las dis­ci­pli­nas pro­yec­tua­les enten­diendo que los mapas son herra­mien­tas que ayu­dan a res­pon­der a las pre­gun­tas que se plan­tean durante el pro­ceso de diseño, siendo incluso parte inhe­rente de dicho proceso.

  9. El tema de las for­mas urba­nas y la vivienda en las ciu­da­des lati­noa­me­ri­ca­nas se aborda en una sec­ción espe­cí­fica. Las últi­mas déca­das y espe­cial­mente los últi­mos cin­cuenta años ates­ti­guan sus­tan­cia­les trans­for­ma­cio­nes en estas ciu­da­des. El diag­nós­tico de Roberto Segre parece aún vigente: “La pér­dida de la cohe­sión esté­tica de for­mas y espa­cios es el reflejo de las con­tra­dic­cio­nes socia­les y eco­nó­mi­cas sur­gi­das en la ciu­dad de esa segunda mitad del siglo. Emer­gen­tes y nece­si­ta­dos que­dan dis­tan­cia­dos entre sí por barre­ras espa­cia­les y cul­tu­ra­les. Unos, son expul­sa­dos de las áreas cen­tra­les hacia la lejana peri­fe­ria de terre­nos de bajo costo; los otros, se encie­rran en los con­do­mi­nios pri­va­dos, den­tro de la ciu­dad o en los subur­bios, pro­te­gi­dos por sofis­ti­ca­dos meca­nis­mos de segu­ri­dad (…). Son fac­to­res que sig­ni­fi­can la pér­dida de la socia­bi­li­dad urbana, la intro­ver­sión de las fun­cio­nes. El comer­cio, típica acti­vi­dad que motiva la vida de la calle, pro­mueve el inter­cam­bio y el reco­rrido pea­to­nal, tan valo­ri­zado por Wal­ter Ben­ja­min en la París del siglo XIX, se encie­rra en los gigan­tes­cos shop­pings cons­trui­dos en las peri­fe­rias ricas.”

En resu­men, el reto del Con­greso ISUF-H, por tanto, es el de pro­fun­di­zar en esos deba­tes, por la natu­ra­leza de los nue­vos pro­ce­sos urba­nos y por las meto­do­lo­gías más efi­ca­ces para a enten­der mejor la com­ple­ji­dad de las ciu­da­des, tanto en el pasado como en el presente.

Para mayor información:

II Con­greso Inter­na­cio­nal ISUF-H (His­pa­nic Inter­na­tio­nal Semi­nar on Urban Form) dedi­cado al tema “Ciu­dad y for­mas urba­nas. Pers­pec­ti­vas trans­ver­sa­les”. Zara­goza, 13 y 14 de sep­tiem­bre, 2018. Infor­ma­ción dis­po­ni­ble en: <http://eventos.unizar.es/go/isufh2018>

Javier Mon­clús es pro­fe­sor del Depar­ta­mento de Arqui­tec­tura de la Uni­ver­si­dad de Zaragoza.

Ficha biblio­grá­fica:

MONCLÚS, Javier. Un con­greso inter­na­cio­nal sobre ciu­dad y for­mas urba­nas. Geo­cri­tiQ. 20 de enero de 2018, nº 364. [ISSN: 2385–5096]. <http://www.geocritiq.com/2018/01/un-congreso-internacional-sobre-ciudad-y-formas-urbanas>

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Ciudades y ferrocarril: ¿atracción o repulsión urbana?

La pro­mo­ción de infra­es­truc­tu­ras de trans­porte y comu­ni­ca­ción es fun­da­men­tal para pro­mo­ver el desa­rro­llo eco­nó­mico regio­nal. Esta pre­misa ha sido común­mente acep­tada durante déca­das, y sigue sién­dolo en paí­ses sub­de­sa­rro­lla­dos. Con­ti­nue reading

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

La vicenda della difficile riconversione del patrimonio immobiliare pubblico e militare abbandonato in Italia

Il tema della ricon­ver­sione del patri­mo­nio pub­blico immo­bi­liare in Ita­lia (tra cui que­llo mili­tare) fa ormai parte del dibat­tito politico-amministrativo da molti anni, Con­ti­nue reading

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

El Urbanismo Social de Mercado, la respuesta de la ciudad a la crisis

Pasada una década desde el momento álgido de la bur­buja inmo­bi­lia­ria y empe­zando a ver la luz a la salida del túnel de la cri­sis que pro­vocó su explo­sión, esta­mos ante las últi­mas opor­tu­ni­da­des de plan­tear­nos cuál debe ser la res­puesta de la socie­dad y de cada uno de los agen­tes que inci­den sobre las polí­ti­cas urba­nís­ti­cas a los erro­res del pasado que tan­tas veces hemos ya enu­me­rado. Con­ti­nue reading

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

La costa mediterránea española: un retiro no tan dorado

En 2014, por pri­mera vez desde 1990, se observa un des­censo a nivel esta­dís­tico en el número de reti­ra­dos de alto poder adqui­si­tivo que dedi­cie­ron ins­ta­lar su resi­den­cia en la costa medi­te­rrá­nea espa­ñola, cuyo volu­men era cer­cano a las 450.000 per­so­nas en 2012. Con­ti­nue reading

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Penalidad de un escenario post-desastre en un sismo con magnitud ≥ 6.5 en la ciudad de Villavicencio, Colombia

Villa­vi­cen­cio está ubi­cada en el cen­tro de Colom­bia y tiene una pobla­ción de 450.000 habi­tan­tes. Esta ciu­dad es el prin­ci­pal cen­tro admi­nis­tra­tivo y eco­nó­mico de la Ori­no­quía colom­biana región deno­mi­nada tam­bién Lla­nos Orien­ta­les. Con­ti­nue reading

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS