Abatidos, arrodillados y postrados. Unas líneas sobre fuentes orales. El caso de la represión franquista

No recuerdo si ya poseía lo que se deno­mina “uso de razón”, lo que recuerdo es que hasta bien entrada mi ado­les­cen­cia, cada vez que salía de casa mi madre me repe­tía “no pases por tal calle, no te acer­ques a tal sitio, no hables con este o con aquel”. Con­ti­nue reading

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS