Turismo Sostenible: El paisaje como epicentro de la interacción social en armonía con el ambiente

El ser humano ha cau­sado la mayor trans­for­ma­ción de los pai­sa­jes en los tiem­pos recien­tes. La expan­sión des­me­dida de las ciu­da­des, la demanda de cre­ci­miento eco­nó­mico y la ambi­ción por el desa­rro­llo, han dejado rele­gada la natu­ra­leza a un segundo plano. El ser humano ha migrado a las gran­des urbes en busca de sus sue­ños y sin embargo, la nece­si­dad del con­tacto natu­ral, lo ha lle­vado de vuelta a la natu­ra­leza. El turismo, en gran medida expresa esta bús­queda incansable.

En una ciu­dad como Bogotá, el pai­saje se con­vierte en el punto de encuen­tro de la inter­ac­ción social-natural y toma un papel clave para el desa­rro­llo del turismo sos­te­ni­ble. En esta metró­poli, el inaca­ba­ble hori­zonte de cemento hacia el occi­dente, con­trasta con el relieve mon­ta­ñoso y las gran­des cum­bres del oriente, desde las que se tiene una vista pano­rá­mica pri­vi­le­giada. Este es un lugar, que ins­pira y con­mueve a sus espectadores.

En este lugar, los gran­des acci­den­tes geo­grá­fi­cos limi­ta­ron la pobla­ción a esca­sos asen­ta­mien­tos rura­les. Es el caso de la vereda El Ver­jón, ubi­cada a 30 minu­tos en auto­mó­vil desde el cen­tro de la ciudad.

Nue­vas mira­das para la sos­te­ni­bi­li­dad del turismo

Unos años atrás, la acce­si­bi­li­dad y sin­gu­la­ri­dad de los cerros orien­ta­les para los cami­nan­tes, per­mi­tie­ron la inclu­sión de las orga­ni­za­cio­nes loca­les en los pro­yec­tos impul­sa­dos por el gobierno dis­tri­tal, a tra­vés de la Mesa Ambien­tal de los Cerros Orien­ta­les. De esta forma se ela­boró una estra­te­gia de turismo, que se deno­minó Los cami­nos de los cerros. En la vereda El Ver­jón la comu­ni­dad fue un actor impor­tante y deter­mi­nante en el desa­rro­llo e imple­men­ta­ción de los sen­de­ros que se pro­yec­ta­ron allí. En estas pro­pues­tas, se con­si­deró el pai­saje como un aspecto impor­tante de la oferta turís­tica, pero el mismo, solo fue con­si­de­rado de manera pun­tual para las zonas más llamativas.

Y es que, en este terri­to­rio con amplios pano­ra­mas y mon­ta­ñas que tocan las nubes, con­tras­tan los asen­ta­mien­tos cam­pe­si­nos con la vege­ta­ción colo­rida. Pero más allá del punto de vista del espec­ta­dor, el pai­saje tiene mucho que dar. Esto es, explo­rar una nueva mirada frente a la inter­ac­ción entre los ele­men­tos natu­ra­les y socia­les, que allí se dan encuen­tro bajo pre­texto del turismo.

Paisaje de la vereda El Verjón.

Pai­saje de la vereda El Verjón.

El pai­saje de un terri­to­rio está expre­sado en los mapas, en los que se indi­can sus dife­ren­tes carac­te­rís­ti­cas. Los sím­bo­los repre­sen­tan los dife­ren­tes obje­tos que pue­den ser obser­va­dos en un terri­to­rio, de acuerdo a lo que se bus­que expre­sar y esto es cono­cido como car­to­gra­fía temá­tica. En la actua­li­dad existe una gran varie­dad de infor­ma­ción car­to­grá­fica para cada terri­to­rio y adi­cio­nal­mente, a tra­vés de algu­nos pro­gra­mas de Inter­net se puede acce­der a las imá­ge­nes cap­tu­ra­das con saté­li­tes. Toda esta infor­ma­ción, corres­ponde a lo que una per­sona observa durante un reco­rrido en una ruta turística.

Bien es sabido que algu­nos ele­men­tos hacen espe­cial un lugar deter­mi­nado y que por el con­tra­rio, hay otros que dan una impre­sión nega­tiva del mismo. De esta manera, al pla­ni­fi­car el turismo en una región, éstos deben ser con­si­de­ra­dos e iden­ti­fi­ca­dos, con el objeto de evi­tar la pér­dida de cali­dad de los pai­sa­jes que mar­can una expe­rien­cia posi­tiva en quie­nes son sus observadores.

En el caso de El Ver­jón, entre sus atrac­ti­vos sobre­sa­len las cum­bres que dan una amplia visión de la ciu­dad, del campo y de los eco­sis­te­mas pro­pios de este terri­to­rio. Ade­más de los luga­res como el río Teu­sacá, las que­bra­das, los bos­ques y la vege­ta­ción, las fin­cas agroe­co­ló­gi­cas y como si fuera una ven­tana a otra reali­dad, una recrea­ción de los bohíos de los pue­blos indí­ge­nas. Por el con­tra­rio, se iden­ti­fi­ca­ron gran­des can­te­ras mine­ras en las que deja­ron la roca expuesta. Estos ele­men­tos se com­pi­la­ron en un mapa de potencial.

A par­tir de esta infor­ma­ción, se logró iden­ti­fi­car una ruta turís­tica que inte­gra el terri­to­rio, la comu­ni­dad local y los prin­ci­pa­les atrac­ti­vos. De esta manera, se realizó una pro­puesta donde el pai­saje es el epi­cen­tro de la inter­ac­ción para el desa­rro­llo del turismo sos­te­ni­ble de acuerdo a los luga­res dis­po­ni­bles y ópti­mos para el desa­rro­llo de cada actividad.

Para mayor infor­ma­ción:

GARCIA, Daniel y MAHECHA, Samir. Estu­dio de fac­ti­bi­li­dad téc­nica y ambien­tal de los pro­ce­sos turís­ti­cos y su impacto en el pai­saje para un sen­dero en zona rural de Bogotá. Cua­der­nos de geo­gra­fía: Revista colom­biana de geo­gra­fía, vol. 26 (2): p. 195–218, 2017.

Daniel Gar­cía es un pro­fe­sio­nal en inge­nie­ría ambien­tal egre­sado de la Uni­ver­si­dad Dis­tri­tal, que actual­mente labora con la Secre­ta­ría de Ambiente.

Ficha biblio­grá­fica:

GARCIA, Daniel. Turismo Sos­te­ni­ble: El pai­saje como epi­cen­tro de la inter­ac­ción social en armo­nía con el ambiente. Geo­cri­tiQ. 15 de diciem­bre de 2017, nº 355. [ISSN: 2385–5096]. <http://www.geocritiq.com/2017/12/turismo-sostenible-el-paisaje-como-epicentro-de-la-interaccion-social-en-armonia-con-el-ambiente>

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>