¿Colores opuestos? La diversidad en el espacio turístico de Buenos Aires

Como las ciu­da­des que los alber­gan, los espa­cios turís­ti­cos urba­nos son pro­ducto de ten­sio­nes y nego­cia­cio­nes por parte de los acto­res socia­les que inter­vie­nen sobre ellos. Enten­dido de esta manera, el “espa­cio turís­tico” no res­ponde tanto a una car­to­gra­fía sino a las prác­ti­cas que se rea­li­zan en él. Bajo esta pre­misa nos interesa abor­dar dos barrios de la ciu­dad de Bue­nos Aires: La Boca y Palermo, dife­ren­tes en su his­to­ria, pai­saje y com­po­si­ción demo­grá­fica, pero igua­la­dos por su inte­rés turístico.

Bue­nos Aires, capi­tal de la Argen­tina, gran metró­po­lis vibrante y hete­ro­gé­nea, mues­tra su diver­si­dad como un valor dis­tin­tivo. Los barrios de La Boca y Palermo se encuen­tran entre los más fre­cuen­ta­dos por los turis­tas, pero mien­tras La Boca es motivo de la pos­tal qui­zás más clá­sica de Bue­nos Aires, fácil­mente com­pro­bada con una bús­queda de ima­gen en Goo­gle, Palermo pro­pone un pai­saje urbano pin­to­resco más difuso, sin nin­guna marca pun­tual distintiva.

Resultado de búsqueda de imagen en Google “La Boca”.

Resul­tado de bús­queda de ima­gen en Goo­gle “La Boca”.

La Boca es un barrio de per­fil popu­lar, cono­cido como hogar de inmi­gran­tes tra­ba­ja­do­res del puerto que resi­dían en vivien­das com­par­ti­das lla­ma­das con­ven­ti­llos. Su con­for­ma­ción como espa­cio turís­tico se dio pau­la­ti­na­mente alre­de­dor de Cami­nito, un pasaje colo­rido inau­gu­rado en 1959 por un grupo de veci­nos nota­bles. Hoy en día, en sus alre­de­do­res el visi­tante se encuen­tra con res­tau­ran­tes for export y loca­les de sou­ve­nirs alber­ga­dos den­tro de con­ven­ti­llos refun­cio­na­li­za­dos. Más allá de la zona turís­tica, desde la década de 1970 La Boca se enfrenta con una repu­tación de peli­gro­si­dad a par­tir del cie­rre del puerto que modi­ficó su com­po­si­ción socio­de­mo­grá­fica acom­pa­ñada de una degra­da­ción urbana cre­ciente. Debido a ello, los turis­tas no se aven­tu­ran mucho más allá de la zona de Cami­nito. Sin embargo, ven en el acceso a los museos de la zona una posi­bi­li­dad de “salir de la bur­buja” creada para ellos.

Por su parte, la zona de Palermo bau­ti­zada Soho inició su trans­for­ma­ción en los años ochenta con la lle­gada de artis­tas y arqui­tec­tos que podían expe­ri­men­tar nue­vos arre­glos espa­cia­les en un área de bajo valor inmo­bi­lia­rio. Hacia fines de la década de 1990, este sec­tor sufrió una nueva muta­ción cuando comenzó a atraer pro­pues­tas comer­cia­les liga­das al diseño de indu­men­ta­ria y gas­tro­no­mía de autor. El viejo per­fil resi­den­cial del barrio se trans­formó así en una cara joven, cuya atrac­ción para el turismo se ubica en una expe­rien­cia cos­mo­po­lita con un giro local donde no hay una ima­gen icó­nica, sino más bien muchas pos­ta­les posi­bles de un pai­saje urbano sin­gu­lar. El patrón está cons­truido a base de arqui­tec­tura, color y pro­pues­tas comer­cia­les de autor que per­mi­ten un derrame hacia áreas lin­dan­tes, lle­gando incluso a los barrios vecinos.

Resultados de búsqueda de imagen en Google “Palermo Soho”.

Resul­ta­dos de bús­queda de ima­gen en Goo­gle “Palermo Soho”.

Abor­dando estos espa­cios desde las prác­ti­cas de los turis­tas, la dife­ren­cia más noto­ria puede ser resu­mida como “enclave vs. derrame”. Así obser­va­mos que, mien­tras en La Boca el cir­cuito Cami­nito se ha visto res­trin­gido a un perí­me­tro que no puede per­fo­rar, des­ple­gando allí una serie de pro­pues­tas este­reo­ti­pa­das como for export, en Palermo Soho el espa­cio turís­tico se desa­rro­lla de manera cen­trí­fuga, abar­cando nue­vos luga­res que deben ser “des­cu­bier­tos” en una lógica más cer­cana al turismo flâ­neur. Esta dife­ren­cia fun­da­men­tal se esta­blece a par­tir de los dis­cur­sos y prác­ti­cas vin­cu­la­das a estos espa­cios, des­ta­cán­dose un atri­buto: la seguridad.

Como sabe­mos, el espa­cio turís­tico pre­senta la nece­si­dad de trans­mi­tir algo extra­or­di­na­rio y remar­car la sin­gu­la­ri­dad del lugar y al mismo tiempo hacer que el visi­tante sienta una fami­lia­ri­dad que lo man­tenga cómodo y seguro. Se pro­duce de este modo una para­doja entre lo hete­ro­gé­neo y local y lo homo­gé­neo y glo­bal, que se resuelve de mane­ras dife­ren­tes. En La Boca lo homo­gé­neo está en el tipo de uso turís­tico que se hace de ella. Los turis­tas sacan fotos, com­pran suve­ni­res y prue­ban comida local for export. Se ve en los comen­ta­rios en Tri­pAd­vi­sor que reco­no­cen este espa­cio como un lugar fabri­cado para el turista. Aun así lo van a visi­tar por­que es un lugar cuya sin­gu­la­ri­dad, ubi­cada en su esté­tica colo­rida y su impor­tan­cia his­tó­rica, hay que ir a com­pro­bar. En Palermo, en cam­bio, la espe­ci­fi­ci­dad parece estar en la con­vi­ven­cia armo­niosa de la para­doja. En este lugar encon­tra­mos lo cos­mo­po­lita y lo local en una mez­cla caó­tica pero inte­li­gi­ble para el turista, que la abraza como mues­tra de la auten­ti­ci­dad ver­ná­cula. La posi­bi­li­dad de mane­jarse solos y de mez­clarse con los veci­nos que tam­bién eli­gen esta zona para com­prar y comer afuera cons­ti­tuye el prin­ci­pal atrac­tivo de esta pro­puesta “expe­rien­cial”, enmar­cada ade­más por un esce­na­rio ameno y de pequeña escala que invita a trans­cu­rrir el tiempo más lentamente.

Para mayor información:

GONZÁLEZ BRACCO, Mer­ce­des, y KOTSCHACK, Linda. El espa­cio turís­tico, entre el enclave y el derrame: estu­dio en dos barrios de Bue­nos Aires. Cua­der­nos de Geo­gra­fía: Revista Colom­biana de Geo­gra­fía, 2017, vol. 26, no. 2, p. 373–397.

Linda Kots­chack es Licen­ciada en Cien­cias Antro­po­ló­gi­cas por la Uni­ver­si­dad de Bue­nos Aires. 

Ficha biblio­grá­fica:

KOTSCHACK, Linda. ¿Colo­res opues­tos? La diver­si­dad en el espa­cio turís­tico de Bue­nos Aires. Geo­cri­tiQ. 25 de noviem­bre de 2017, nº 351. [ISSN: 2385–5096]. <http://www.geocritiq.com/2017/11/colores-opuestos-la-diversidad-en-el-espacio-turistico-de-buenos-aires>

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>