Los subsidios agrarios y la cohesión socio-territorial en Andalucía

El Sub­si­dio de Des­em­pleo Agra­rio (SDA) y la Renta Agra­ria (RA) han pro­pi­ciado el man­te­ni­miento del tejido pobla­cio­nal y social de los espa­cios rura­les anda­lu­ces aque­ja­dos por un his­tó­rico des­em­pleo estruc­tu­ral. Este hecho es de vital impor­tan­cia en un con­texto mar­cado por su vacia­miento demo­grá­fico, su aban­dono y el incre­mento de las desigual­da­des agu­di­za­das por la actual cri­sis. Ade­más, ha per­mi­tido, y lo sigue haciendo, la repa­ra­ción del dere­cho, his­tó­ri­ca­mente subor­di­nado al varón, de la mujer rural a la coti­za­ción por su tra­bajo en el sec­tor agra­rio y, deri­vada de ella, al pos­te­rior cobro de una pen­sión que le per­mita una vida digna en estos espa­cios. Tiene gran inte­rés ana­li­zar la dis­tri­bu­ción terri­to­rial de los per­cep­to­res del SDA y de la RA en Anda­lu­cía y mos­trar sus impli­ca­cio­nes geo-poblacionales.

His­tó­ri­ca­mente, los sub­si­dios sur­gen como una nece­si­dad social en auxi­lio de una pobla­ción agra­ria anda­luza y extre­meña que pade­cía, y aún sigue sufriendo, un fuerte des­em­pleo estruc­tu­ral que tri­pli­caba la media nacio­nal. Ello genera un mer­cado de tra­bajo agra­rio muy seg­men­tado, con un fuerte mono­po­lio de la oferta de tra­bajo en manos de los gran­des pro­pie­ta­rios de tie­rras. Su apa­ri­ción en 1984 regu­la­riza y nor­ma­ti­viza el cobro de una pres­ta­ción por des­em­pleo que no encon­tró encaje en el Régi­men Gene­ral de la Segu­ri­dad Social espa­ñola del momento, esta­ble­cién­dose como pres­ta­cio­nes “no con­tri­bu­ti­vas” den­tro del Régi­men Espe­cial Agra­rio. Ello trans­forma las his­tó­ri­cas ayu­das liga­das a la “cari­dad” o a situa­cio­nes de “con­flic­ti­vi­dad social” en un dere­cho regu­lado para los tra­ba­ja­do­res even­tua­les agra­rios que, en la actua­li­dad, per­ci­ben, en el con­junto de las dos Comu­ni­da­des Autó­no­mas, unas 200.000 personas.

Terri­to­rial­mente, su inci­den­cia es cru­cial en los muni­ci­pios de menor tamaño, menos de 2.000 habi­tan­tes. De hecho, el por­cen­taje de afi­lia­dos agra­rios que las cobran lle­gan a supo­ner el 40,4 por ciento en los muni­ci­pios com­pren­di­dos entre 0 y 499 habi­tan­tes y el 41,1 por ciento si de 500 y 999 habi­tan­tes habla­mos. Otro dato a tener en cuenta es que, en casos como la Sub­bé­tica oli­va­rera, sus bene­fi­cia­rios supe­ran el 10 por ciento, lle­gando incluso al 20 por ciento de la pobla­ción com­pren­dida entre 15–64 años en muni­ci­pios de entre 1.000 y 5.000 residentes.

Subsidiados agrarios respecto de la población comprendida entre los 15 y 64 años 2015 (porcentaje).

Sub­si­dia­dos agra­rios res­pecto de la pobla­ción com­pren­dida entre los 15 y 64 años en 2015 (porcentaje).

Social­mente, el colec­tivo afec­tado está fuer­te­mente femi­ni­zado y enve­je­cido aun­que exis­ten dife­ren­cias impor­tan­tes entre los que cobran el SDA y la RA. En los segun­dos sigue pri­mando la mujer pero el grupo es más joven. Ella se con­vierte en mayo­ri­ta­ria desde media­dos de la década de los 90 supo­niendo hoy el 65% del total. Su pre­sen­cia se refuerza con­forme mayor es el tamaño de los muni­ci­pios. El enve­je­ci­miento del colec­tivo afecta por igual a hom­bres y muje­res, siendo más acu­sado en ellas que en ellos.

El círculo vicioso del des­em­pleo estruc­tu­ral no se ve fre­nado. Sus per­cep­to­res son la mitad del año jor­na­le­ros y la otra mitad sub­si­dia­dos agra­rios lo que hace que se con­vier­tan en esen­cia­les para per­so­nas sin ape­nas for­ma­ción y sin pers­pec­ti­vas labo­ra­les en otros sec­to­res en estos terri­to­rios. Ayu­dan a enten­der la dua­li­dad del agro anda­luz que con­tra­pone a una agri­cul­tura inten­siva en el lito­ral (Cos­tas de Alme­ría y Huelva) que se nutre de una masa labo­ral inmi­grante con pre­ca­rias con­di­cio­nes de tra­bajo frente a una agri­cul­tura sub­si­diada inte­rior (zonas oli­va­re­ras de las Sub­bé­ti­cas de Sevi­lla, Cór­doba, Gra­nada y Jaén) que man­tiene una impor­tante mano de obra even­tual, en parte, gra­cias a las ayu­das de la Polí­tica Agra­ria Comu­ni­ta­ria y al cobro del SDA y de la RA.

En sín­te­sis, el SDA y la RA ha jugado una impor­tan­cia terri­to­rial tras­cen­dente tanto en el man­tea­miento de la estruc­tura de los asen­ta­mien­tos que con­fi­gu­ran el terri­to­rio anda­luz como por bene­fi­ciar a un colec­tivo fuer­te­mente femi­ni­zado, sal­dán­dose así parte de una deuda his­tó­rica que, en tér­mi­nos de género, han pade­cido las jor­na­le­ras anda­lu­zas posi­bi­li­tando, ade­más, el acceso a una mere­cida y digna jubilación.

20170037_Figura 2

Como agenda de tra­bajo, dos cues­tio­nes. De un lado, se observa un repunte en el incre­mento de los per­cep­to­res de estas pres­ta­cio­nes a par­tir de 2009, lo que nos induce a plan­tear­nos el papel que el sec­tor agra­rio y la per­cep­ción de estas pres­ta­cio­nes está jugando como refugio/salida de la cri­sis. De otro, la cada vez mayor pre­sen­cia de extran­je­ros entre sus bene­fi­cia­rios, lo que las podría estar con­vir­tiendo en un impor­tante meca­nismo de fija­ción espa­cial e inte­gra­ción social de este colec­tivo den­tro del mundo rural.

Para mayor información:

CEJUDO, Euge­nio, NAVARRO, Fran­cisco y CAÑETE, José Anto­nio. Evo­lu­ción y dis­tri­bu­ción terri­to­rial de los tra­ba­ja­do­res even­tua­les agra­rios sub­si­dia­dos en Anda­lu­cía. Bole­tín de la Aso­cia­ción de Geó­gra­fos Espa­ño­les, 2016, nº 72, p. 117–147.

Euge­nio Cejudo es pro­fe­sor del Depar­ta­mento de Geo­gra­fía Humana de la Uni­ver­si­dad de Granada.

Ficha biblio­grá­fica:

CEJUDO, Euge­nio. Los sub­si­dios agra­rios y cohe­sión socio-territorial en Anda­lu­cía. Geo­cri­tiQ. 5 de julio de 2017, nº 319. [ISSN: 2385–5096]. <http://www.geocritiq.com/2017/07/los-subsidios-agrarios-y-la-cohesion-socio-territorial-en-andalucia>.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>