Barcelona está en venta

El sábado 10 de junio se cele­bró una mani­fes­ta­ción en Bar­ce­lona, que reunió a miles de per­so­nas, y que reco­rrió varios barrios cen­tra­les de la ciu­dad. El lema gene­ral de la mani­fes­ta­ción era “Bar­ce­lona no está en venta”, como un obje­tivo a con­se­guir. La mani­fes­ta­ción había sido con­vo­cada por diver­sas enti­da­des ciu­da­da­nas, entre ellas la Fede­ra­ción de Aso­cia­cio­nes de Veci­nos de Bar­ce­lona, cuya pre­si­denta Ana Menén­dez leyó el manifiesto.

El pro­blema es que la ciu­dad se ha con­ver­tido segu­ra­mente en el nego­cio más bene­fi­cioso para el capi­tal, que en estos momen­tos ve ries­gos en otras inver­sio­nes habi­tua­les en el pasado, como la indus­tria y los ser­vi­cios. La acti­vi­dad inmo­bi­lia­ria atrae al capi­tal finan­ciero, que encuen­tran en ella enor­mes beneficios.

A esto se une que la ciu­dad de Bar­ce­lona se ha puesto de moda en Europa y en otros con­ti­nen­tes; por ello están diri­giendo sus inver­sio­nes hacia esta ciu­dad. Gran­des gru­pos inver­so­res com­pran pisos y edi­fi­cios ente­ros, y expul­san a los inqui­li­nos. Empezó en los barrios más turís­ti­cos, pero el pro­ceso se ha exten­dido hoy a toda la ciudad.

En las pan­car­tas y hojas que se repar­tían en la mani­fes­ta­ción se infor­maba de que en Bar­ce­lona “este año se prevé que fina­li­cen más de 44.000 con­tra­tos de alqui­ler”. De ellos se sos­pe­cha que una gran parte serán desahu­cios invi­si­bles, por no reno­va­ción o por subida inacep­ta­ble para los que viven.

Los jóve­nes son espe­cial­mente afec­ta­dos. No pue­den vivir en la ciu­dad, y han de irse a pue­blos de la peri­fe­ria, donde encuen­tran alqui­le­res más baratos.

En los docu­men­tos ela­bo­ra­dos para la mani­fes­ta­ción se lee que “la espe­cu­la­ción gol­pea, ataca y nos ahoga cada día más. Ban­cos, inmo­bi­lia­rias y fon­dos de inver­sión hacen de nues­tra nece­si­dad de vivienda un nego­cio redondo, para obte­ner bene­fi­cios millo­na­rios mien­tras noso­tros nos vemos cada vez más aho­ga­dos por alqui­le­res e hipo­te­cas inasu­mi­bles. No solo esto, sino que esta pre­sión nos está obli­gando a mar­char de nues­tros barrios, des­tru­yendo las redes de rela­cio­nes y emo­cio­nes nece­sa­rias en nues­tras vidas”.

Manifestación con el lema "Barcelona no se vende". Foto Horacio Capel

Mani­fes­ta­ción con el lema “Bar­ce­lona no se vende”. Foto Hora­cio Capel

Efec­ti­va­mente gran­des gru­pos inmo­bi­lia­rios extran­je­ros o espa­ño­les, como Lychen­heim Group, M K Pre­mium y otros están com­prando pisos en Bar­ce­lona, y los ponen a la venta o en alqui­ler a pre­cios más ele­va­dos. Tam­bién se denun­cian con­duc­tas agre­si­vas para con­se­guir que los veci­nos se mar­chen de sus pisos, y las difi­cul­ta­des o la impo­si­bi­li­dad de nego­ciar con los nue­vos pro­pie­ta­rios. Al aca­bar los con­tra­tos, no se les renue­van, o piden alqui­le­res mucho más altos; por ejem­plo, de 450 pue­den pasar a 650 o 700 euros, de 600 a más de 1.000. Hay tác­ti­cas de acoso para la expul­sión de los inqui­li­nos que viven en esos pisos.

La pala­bra gen­tri­fi­ca­ción se ha popu­la­ri­zado mucho en Bar­ce­lona, y apa­rece en las publi­ca­cio­nes y docu­men­tos ciu­da­da­nos. Los aumen­tos abu­si­vos que se pro­du­cen de los pre­cios de las vivien­das pro­voca que los habi­tan­tes tra­di­cio­na­les de muchos barrios se vean obli­ga­dos a aban­do­nar éstos, dejando su lugar a otros ocu­pan­tes que pue­den pagar los nue­vos pre­cios.  Supone, sobre todo, el des­pla­za­miento de las cla­ses populares.

Res­pecto a la acti­tud ante todo ello, las enti­da­des con­vo­can­tes de la mani­fes­ta­cón han afir­mado que “ante la mafia espe­cu­la­dora, los barrios y los veci­nos tene­mos nues­tras pro­pias armas para hacerle frente. La orga­ni­za­ción popu­lar lleva años siendo la única vía prác­tica de resis­ten­cia”; y se citan las asam­bleas de gru­pos de resis­ten­cia, de ayuda mutua y de lucha por una vivienda acce­si­ble para todos, entre ellos la Coor­di­na­dora de Asam­bleas de Vivienda de Bar­ce­lona. Al mismo tiempo, la Pla­ta­forma de Afec­ta­dos por la Hipo­teca (PAH) rea­liza diver­sas pro­pues­tas por el dere­cho a la vivienda y con­tra los desahu­cios, para ter­mi­nar con éstos y con los cor­tes de luz y agua cuando no se pue­den pagar los reci­bos; luchando por un alqui­ler digno y ase­qui­ble, por al aumento del par­que público de alqui­ler, y por el dere­cho a la vivienda.

Los ayun­ta­mien­tos pue­den hacer algo; como el de Bar­ce­lona está inten­tado hacer. Por ejem­plo, recien­te­mente ha esta­ble­cido que todos los pro­pie­ta­rios que reci­ban ayuda pública para reha­bi­li­ta­ción de sus pisos o edi­fi­cios están obli­ga­dos a man­te­ner los alqui­le­res en el mismo pre­cio y a no cam­biar a los veci­nos durante dos años.

Pero la clave es la legis­la­ción gene­ral. Con la actual Ley de Arren­da­mien­tos Urba­nos de 24 de noviem­bre de 1994, en la revi­sión vigente desde abril de 2015, los con­tra­tos mayo­ri­ta­ria­mente tie­nen una dura­ción de tres años. Es de espe­rar que las accio­nes ciu­da­da­nas aler­ten a los par­ti­dos polí­ti­cos de la nece­si­dad de encon­trar vías de solu­ción al pro­blema de la vivienda.

Para mayor información:

Fede­ra­ción de Aso­cia­cio­nes de Veci­nos de Bar­ce­lona, Favb <http://www.favb.cat/>

Asam­blea del Raval <https://asamblearaval.wordpress.com/publicacions-del-barri/>

PAH <https://pahbarcelona.org/tag/bcn-no-esta-en-venda/>

Hora­cio Capel es Pro­fe­sor Emé­rito de la Uni­ver­si­dad de Barcelona.

Ficha biblio­grá­fica:

CAPEL, Hora­cio. Bar­ce­lona está en venta. Geo­cri­tiQ. 15 de junio de 2017, nº 314. [ISSN: 2385–5096]. <http://www.geocritiq.com/2017/06/barcelona-esta-en-venta>.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

2 thoughts on “Barcelona está en venta

  1. Grà­cies, Hora­cio, per la cla­re­dat expo­si­tiva de la gue­rra que ens han decla­rat els exèr­cits moderns , amb els seus quin­ta­co­lum­nis­tes nacio­nals i locals (per exem­ple, amb la màfia que vehi­cula Airbnb i els seus “amfi­trions”), i a la qual hem de res­pon­dre amb les armes paci­fi­ques però sum­ma­ment efec­ti­ves de la mobi­lit­za­ció popu­lar, la desobe­dièn­cia urbana i l’escarni públic.
    Si encara queda alguna per­sona que té algun dubte sobre la neces­si­tat d’acabar amb la legis­la­ció espan­yola i l’antigovernança exis­tent que ens ofega, avui té més argu­ments sòlids per a la presa de deci­sions i per a l’acció .
    Ens con­cer­neix a tots plegats.

  2. Me ale­gra enor­me­mente el cer­tero y fresco razo­na­miento que rea­li­zas, Hora­cio, de un pro­ceso que teniendo en las gran­des ciu­da­des del país como Bar­ce­lona su mayor pro­yec­ción, se extiende por la geo­gra­fía penin­su­lar incluida la rayana ciu­dad de Sala­manca, como expre­sión de la dulce hege­mo­nía de los ren­tis­tas urba­nos, que siem­pre exis­tie­ron, pero que hoy son incluso admi­ra­dos por muchas de las admi­nis­tra­cio­nes como mag­ná­ni­mos inver­so­res loca­les a la vez que mini­mi­zan la gen­tri­fi­ca­ción social que ellos mis­mos amparan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>