Educación y territorio ¿un binomio indisociable? La experiencia de EcoRiba

En el ámbito edu­ca­tivo existe una preo­cu­pa­ción por­que el alum­nado tenga una for­ma­ción básica res­pecto al cono­ci­miento de su entorno. Sin embargo, esta preo­cu­pa­ción puede que­dar cir­cuns­crita a los  lími­tes físi­cos de las escue­las e ins­ti­tu­tos si no reper­cute en el terri­to­rio. Y vice­versa los pla­nes de acción terri­to­ria­les pre­ci­san de una pers­pec­tiva edu­ca­tiva, que fun­da­men­ten su razón de ser para que no se refle­jen en el terri­to­rio cómo actua­cio­nes inco­ne­xas que no lle­gan a ser com­pren­di­das por la pobla­ción en gene­ral y por los esco­la­res en par­ti­cu­lar. Por ello nos plan­tea­mos el siguiente inte­rro­gante ¿Cons­ti­tuye la edu­ca­ción y el terri­to­rio un bino­mio indisociable?

Para ello es pre­ciso cues­tio­narse sobre lo que sig­ni­fica la Edu­ca­ción, en con­creto la Edu­ca­ción Ambien­tal,  y de que manera se pone en com­pe­ten­cia en nues­tro entorno. Por ello inda­ga­mos en el con­cepto de apren­di­zaje inte­gral en Edu­ca­ción Ambien­tal. Este lo pode­mos defi­nir como una for­ma­ción básica per­so­nal para inter­ac­tuar con el medio local de manera sos­te­ni­ble y soli­da­ria. Una for­ma­ción básica que reco­gen los curri­cu­lums esco­la­res y que debe­ría refle­jarse de manera com­pe­ten­cial tanto en con­tex­tos esco­la­res como extraescolares.

A fina­les de 2015 se plan­tea la posi­bi­li­dad de coor­di­nar un pro­yecto de desa­rro­llo local basado en el medio ambiente. Un pro­yecto que en su ori­gen se fija en la efi­cien­cia, la ges­tión sos­te­ni­ble, la pro­duc­ción agroe­co­ló­gica y la pro­tec­ción del medio ambiente. Cues­tio­nes que a nues­tro pare­cer no tie­nen sen­tido sin una edu­ca­ción ambien­tal que genere y lleve a cabo este tipo de iniciativas.

Desde el con­ven­ci­miento de que edu­ca­ción y terri­to­rio deben inte­grarse de manera con­junta en cual­quier estra­te­gia de desa­rro­llo local pre­sen­ta­mos el pro­yecto Eco­Riba, el cual se puede defi­nir como un plan de dina­mi­za­ción de Riba-roja de Túria (Valen­cia, España) a tra­vés del pai­saje. Entre sus obje­ti­vos gene­ra­les cabe destacar:

  1. Con­tri­buir a la pro­tec­ción y res­tau­ra­ción pai­sa­jís­tica del muni­ci­pio poten­ciando la eco­no­mía verde y los yaci­mien­tos de empleo endógeno.
  2. Fomen­tar la efi­cien­cia ener­gé­tica, el con­sumo sos­te­ni­ble y la ges­tión res­pon­sa­ble de recur­sos y residuos.
  3. Fun­da­men­tar los ante­rio­res obje­ti­vos en una edu­ca­ción socio­am­bien­tal que per­mita el apren­di­zaje inte­gral del medio local y una inter­ac­ción más sos­te­ni­ble y soli­da­ria, tanto en el ámbito local como global.

20170016_Figura 1

Este plan de acción local se ver­te­bra en tres gran­des líneas de acción: Eco­Riba Efi­ciente, Eco­Riba Verde y Eco­Riba Edu­ca­tivo. Cen­trán­do­nos en el edu­ca­tivo nos parece de vital impor­tan­cia abor­dar: el cono­ci­miento del medio local, los pro­yec­tos inte­gra­do­res de edu­ca­ción ambien­tal, el eco­tu­rismo y la movi­li­dad sos­te­ni­ble. No se puede plan­tear nin­guna estra­te­gia terri­to­rial si las per­so­nas que viven y con­vi­ven en un terri­to­rio no lo cono­cen. No existe edu­ca­ción com­pe­ten­cial con el entorno si las escue­las y la ciu­da­da­nía no se impli­can a tra­vés de una meto­do­lo­gía de apren­di­zaje ser­vi­cio. Y para que todo ello no apa­rezca de manera par­ce­lada o frag­men­tada es pre­ciso crear redes para conec­tar espa­cios geo­grá­fi­cos y cohe­sio­nar el tejido social.

La trans­fe­ren­cia de este pro­yecto de pai­saje a cual­quier con­texto geo­grá­fico reside en dos cues­tio­nes fun­da­men­ta­les: uti­li­zar el pai­saje como ele­mento inte­gra­dor de la estra­te­gia de desa­rro­llo local y fun­da­men­tar las actua­cio­nes a desa­rro­llar  en una for­ma­ción socio­am­bien­tal que per­mita un desa­rro­llo sos­te­ni­ble y soli­da­rio. En este sen­tido Eco­Riba se ali­nea per­fec­ta­mente con los obje­ti­vos de la Agenda 2030 de Desa­rro­llo Sos­te­ni­ble pro­puesta por la Asam­blea Gene­ral de las Nacio­nes Uni­das, al incen­ti­var prác­ti­cas sos­te­ni­bles y soli­da­rias desde las reali­da­des coti­dia­nas,  lle­nando con ello de con­te­nido los dis­cur­sos ins­ti­tu­cio­na­les de ámbito inter­na­cio­nal al inte­grar en un mismo bino­mio edu­ca­ción y territorio.

La Edu­ca­ción per­mite per­ci­bir y visi­bi­li­zar nues­tros valo­res natu­ra­les, favo­re­ciendo su pro­tec­ción y la ges­tión de su entorno. Este hecho fue vital para que el árbol monu­men­tal de la ima­gen sobre­vi­viera a un incen­dio, corro­bo­rando el bino­mio edu­ca­ción y territorio.

Para mayor información:

MORALES, Anto­nio José; SOUTO, Xosé Manuel; CAURIN, Car­los y SANTANA, Diana. Edu­ca­ción Ambien­tal y cono­ci­miento del medio. Aula de inno­va­ción edu­ca­tiva, Bar­ce­lona, Graó, 2014, nº 240, pp. 43–47.

Anto­nio José Mora­les Her­nán­dez es Coor­di­na­dor del pro­yecto Eco­Riba, Téc­nico de Jar­di­ne­ría y Pai­saje del Ayun­ta­miento de Riba-roja de Túria y Pro­fe­sor aso­ciado del Depar­ta­mento de Didác­tica de las Cien­cias Expe­ri­men­ta­les y Socia­les de la Facul­tat de Magis­teri (Uni­ver­si­tat de València).

Ficha biblio­grá­fica:

MORALES, Anto­nio José. Edu­ca­ción y terri­to­rio ¿un bino­mio indi­so­cia­ble? La expe­rien­cia de Eco­Riba. Geo­cri­tiQ. 15 de abril de 2017, nº 301. [ISSN: 2385–5096]. <http://www.geocritiq.com/2017/04/educacion-y-territorio-un-binomio-indisociable-la-experiencia-de-ecoriba>.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>