Educación y territorio ¿un binomio indisociable? La experiencia de EcoRiba

[E]n el ámbito educativo existe una preocupación porque el alumnado tenga una formación básica respecto al conocimiento de su entorno. Sin embargo, esta preocupación puede quedar circunscrita a los  límites físicos de las escuelas e institutos si no repercute en el territorio. Y viceversa los planes de acción territoriales precisan de una perspectiva educativa, que fundamenten su razón de ser para que no se reflejen en el territorio cómo actuaciones inconexas que no llegan a ser comprendidas por la población en general y por los escolares en particular. Por ello nos planteamos el siguiente interrogante ¿Constituye la educación y el territorio un binomio indisociable?

Para ello es preciso cuestionarse sobre lo que significa la Educación, en concreto la Educación Ambiental,  y de que manera se pone en competencia en nuestro entorno. Por ello indagamos en el concepto de aprendizaje integral en Educación Ambiental. Este lo podemos definir como una formación básica personal para interactuar con el medio local de manera sostenible y solidaria. Una formación básica que recogen los curriculums escolares y que debería reflejarse de manera competencial tanto en contextos escolares como extraescolares.

A finales de 2015 se plantea la posibilidad de coordinar un proyecto de desarrollo local basado en el medio ambiente. Un proyecto que en su origen se fija en la eficiencia, la gestión sostenible, la producción agroecológica y la protección del medio ambiente. Cuestiones que a nuestro parecer no tienen sentido sin una educación ambiental que genere y lleve a cabo este tipo de iniciativas.

Desde el convencimiento de que educación y territorio deben integrarse de manera conjunta en cualquier estrategia de desarrollo local presentamos el proyecto EcoRiba, el cual se puede definir como un plan de dinamización de Riba-roja de Túria (Valencia, España) a través del paisaje. Entre sus objetivos generales cabe destacar:

  1. Contribuir a la protección y restauración paisajística del municipio potenciando la economía verde y los yacimientos de empleo endógeno.
  2. Fomentar la eficiencia energética, el consumo sostenible y la gestión responsable de recursos y residuos.
  3. Fundamentar los anteriores objetivos en una educación socioambiental que permita el aprendizaje integral del medio local y una interacción más sostenible y solidaria, tanto en el ámbito local como global.

20170016_Figura 1

Este plan de acción local se vertebra en tres grandes líneas de acción: EcoRiba Eficiente, EcoRiba Verde y EcoRiba Educativo. Centrándonos en el educativo nos parece de vital importancia abordar: el conocimiento del medio local, los proyectos integradores de educación ambiental, el ecoturismo y la movilidad sostenible. No se puede plantear ninguna estrategia territorial si las personas que viven y conviven en un territorio no lo conocen. No existe educación competencial con el entorno si las escuelas y la ciudadanía no se implican a través de una metodología de aprendizaje servicio. Y para que todo ello no aparezca de manera parcelada o fragmentada es preciso crear redes para conectar espacios geográficos y cohesionar el tejido social.

La transferencia de este proyecto de paisaje a cualquier contexto geográfico reside en dos cuestiones fundamentales: utilizar el paisaje como elemento integrador de la estrategia de desarrollo local y fundamentar las actuaciones a desarrollar  en una formación socioambiental que permita un desarrollo sostenible y solidario. En este sentido EcoRiba se alinea perfectamente con los objetivos de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible propuesta por la Asamblea General de las Naciones Unidas, al incentivar prácticas sostenibles y solidarias desde las realidades cotidianas,  llenando con ello de contenido los discursos institucionales de ámbito internacional al integrar en un mismo binomio educación y territorio.

La Educación permite percibir y visibilizar nuestros valores naturales, favoreciendo su protección y la gestión de su entorno. Este hecho fue vital para que el árbol monumental de la imagen sobreviviera a un incendio, corroborando el binomio educación y territorio.

Para mayor información:

MORALES, Antonio José; SOUTO, Xosé Manuel; CAURIN, Carlos y SANTANA, Diana. Educación Ambiental y conocimiento del medio. Aula de innovación educativa, Barcelona, Graó, 2014, nº 240, pp. 43-47.

Antonio José Morales Hernández es Coordinador del proyecto EcoRiba, Técnico de Jardinería y Paisaje del Ayuntamiento de Riba-roja de Túria y Profesor asociado del Departamento de Didáctica de las Ciencias Experimentales y Sociales de la Facultat de Magisteri (Universitat de València).

Ficha biblio­grá­fica:

MORALES, Antonio José. Educación y territorio ¿un binomio indisociable? La experiencia de EcoRiba. Geo­cri­tiQ. 15 de abril de 2017, nº 301. [ISSN: 2385–5096]. <http://www.geocritiq.com/2017/04/educacion-y-territorio-un-binomio-indisociable-la-experiencia-de-ecoriba>.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *