Los suelos helados en las cumbres de Sierra Nevada (España)

[L]as montañas ibéricas han experimentado un aumento de temperatura de 0,8-1ºC desde finales del siglo XIX cuando finalizaba en el continente europeo la fase fría conocida como la Pequeña Edad del Hielo (finales siglos XIV-XIX). Desde entonces, los ecosistemas de la alta montaña peninsular han respondido en consecuencia: retroceso y desaparición de los glaciares, aumento en altura de las especies vegetales, degradación del permafrost, reducción progresiva de neveros permanentes, etc.

El permafrost es el suelo permanentemente congelado y en la Península Ibérica sólo se encuentra en la actualidad en las más altas cumbres de Pirineos, Sierra Nevada y, posiblemente, Picos de Europa.

Cara norte del Picacho del Veleta, Sierra Nevada.

Cara norte del Picacho del Veleta, Sierra Nevada.

El incremento de temperatura en Sierra Nevada se ha cuantificado en 0,93ºC desde finales del siglo XIX. Ello ha comportado la desaparición del glaciar que existía en el Corral del Veleta, así como la migración a mayor altura de los procesos ecológicos y geomorfológicos vinculados al frío. Con el objetivo de determinar la existencia de condiciones de permafrost en las culminaciones de Sierra Nevada, en el año 2000 se realizó una perforación de 114,5 m en la cumbre del Picacho del Veleta, a 3.380 m. Desde entonces miembros del grupo de investigación “Paisatge i paleoambients a la muntanya mediterrània” coordinado desde la Universidad de Barcelona han venido tomando datos de la temperatura del suelo hasta 60 m de profundidad de manera continuada.

Los resultados, inéditos hasta la fecha, han sido recientemente publicados en la prestigiosa revista Science of the Total Environment. Esta investigación enlaza con los anteriores trabajos del Grupo sobre la dinámica ambiental acontecida en Sierra Nevada desde que los hielos ocuparon sus montañas durante la Última Glaciación hasta nuestros días.

Entre 2003 y 2013 la temperatura anual en el Picacho del Veleta aumentó en 0,12ºC, situándose de media en 0,6ºC. Por lo tanto, no existen temperaturas medias del aire negativas en toda la Sierra, a diferencia de lo que acontecía un siglo atrás, y de lo que acontece hoy en montañas de cota parecida como Pirineos o Alpes. No obstante, el incremento de las temperaturas registrado durante esta última década en Sierra Nevada es menor que el aumento registrado en esas otras montañas.

Evolución de las temperaturas del aire en el Picacho del Veleta de 2003-2013.

Evolución de las temperaturas del aire en el Picacho del Veleta de 2003-2013.

Temperaturas media del suelo en el Picacho del Veleta.

Temperaturas media del suelo en el Picacho del Veleta.

En los picos culminantes de Sierra Nevada no existen temperaturas del suelo negativas durante todo el año (permafrost), con excepción de algunos circos donde había glaciares durante la Pequeña Edad del Hielo (como sucede puntualmente en el Corral del Veleta). En el Picacho del Veleta, las temperaturas a partir de unos 10 m de profundidad se estabilizan en 2ºC. A pesar de que las temperaturas del aire han mostrado un ligero incremento, las del suelo en el Picacho, desde los 2 a20 m, han mostrado un enfriamiento a partir de 2006-2007. Desde entonces se ha constatado una sucesión de años con más nieve que durante los años anteriores, lo que ha enfriado la roca en profundidad.

Los escenarios climáticos para finales de siglo XXI proyectan un clima más cálido y con menos nieve en Sierra Nevada. Los resultados aquí presentados muestran que en los picos del macizo las temperaturas del aire durante la última década han aumentado por debajo de las proyecciones climáticas. Futuros trabajos deberán dilucidar si la tendencia divergente observada entre las temperaturas del aire y las del suelo en el Picacho del Veleta responde a un patrón puntual o se enmarca dentro de una tendencia de largo alcance.

 

Para mayor información:

Oliva, M.; Gómez Ortiz, A.; Salvador-Franch, F.; Salvà-Catarineu, M. et alInexistence of permafrost at the top of Veleta peak (Sierra Nevada, Spain). Science of the Total Environment, 2016, 550, p. 484-494. <http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0048969716301498>.

 

Marc Oliva Franganillo es Investigador del Instituto de Geografia e Ordenamento do Território y del Centro de Estudos Geográficos de la Universidade de Lisboa.

Ficha biblio­grá­fica:

OLIVA, Marc. Los suelos helados en las cumbres de Sierra Nevada (España). Geo­cri­tiQ. 10 de abril de 2016, nº 215. [ISSN: 2385–5096]. <http://www.geocritiq.com/2016/04/los-suelos-helados-en-las-cumbres-de-sierra-nevada-espana>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *