Crisis y segregación territorial de la población extranjera en la ciudad de Madrid

[L]a actual crisis, iniciada en 2007, no sólo sigue teniendo desiguales efectos demográficos, económicos y sociales para la población española; a éstas se suman diferenciadas dinámicas territoriales que deben tenerse en cuenta como otra de las consecuencias de los paradigmas dominantes, siendo la población extranjera, de manera específica, uno de los colectivos en los que mejor se aprecia esta última afirmación. Resulta de interés analizar de qué manera la situación presente ha podido modificar las pautas de localización espacial de los grupos de inmigrantes en la ciudad de Madrid, pues fue ella la principal extensión urbana de acogida de mencionada población durante la época de crecimiento económico, y sin embargo, en los últimos años, está mostrando una de las dinámicas más negativas.

Se ha establecido una distinción de los grupos poblacionales estudiados en función del área geoeconómica de origen, agrupándolas en dos grandes categorías: áreas desarrolladas y áreas emergentes, para detectar si la crisis modifica o refuerza sus pautas de localización en la ciudad de Madrid. La concentración de grupos sociales implica el distanciamiento y la desigualdad en base a la tenencia de una serie de atributos condicionantes, como lo son las áreas geoeconómicas de procedencia, en donde se ilustrarán comportamientos territoriales diferenciados que se traducen en procesos de segregación espacial.

Conviene destacar que, a pesar de los descensos registrados por ambos tipos de inmigrantes, éstos han sido más acusados entre los que proceden de áreas emergentes, lo que ha propiciado que el peso de los extranjeros de áreas desarrolladas se haya incrementado en la ciudad, pero es necesario conocer en qué distritos tienden a localizarse con mayor intensidad ambos tipos de inmigración, así como las variaciones que la crisis ha podido inducir. Para ello se ha realizado un mapa, utilizando el promedio de ambos grupos de extranjeros en la ciudad, así como la desviación estándar en relación a ese promedio. Ambos indicadores permiten generar una clasificación cualitativa, a partir de la posición de cada grupo respecto a sendos indicadores. Los distritos en los que tanto la población de áreas desarrolladas como de emergentes han superado el valor de la media más el de una desviación típica, se considera que su presencia en el mismo es muy alta. Si rebasan el valor medio, pero no superan el valor de una desviación, se estima una presencia alta. Este esquema se reproduce para los distritos en los que la presencia de ambos grupos de inmigrantes está por debajo de la media (baja y muy baja).

Evolución de la concentración de la población extranjera de Madrid según el área geoeconómica de procedencia, 2006-2004 (Fuente: elaboración propia a partir de los datos del Servicio de Estadística del Ayuntamiento de Madrid).

Evolución de la concentración de la población extranjera de Madrid según el área geoeconómica de procedencia, 2006-2014.
(Fuente: elaboración propia a partir de los datos del Servicio de Estadística del Ayuntamiento de Madrid).

El mapa resultante refleja la segregación territorial de ambos grupos de población en la ciudad. Los extranjeros de áreas desarrolladas tienden a localizarse fundamentalmente en la mitad norte de Madrid, aunque con preferencia por espacios centrales de alto valor, en especial por el distrito Centro. Esta tendencia de centralidad se ha reforzado con la crisis. Por su parte, la población procedente de áreas emergentes se localiza en mayor grado en los distritos que bordean la llamada ‘almendra central’, especialmente los localizados en el cuadrante suroccidental, destacando por encima del resto los de Carabanchel, Latina y Puente de Vallecas. Cabe señalar que el descenso experimentado por este grupo de inmigrantes como consecuencia de la crisis ha tenido su reflejo espacial en toda la ciudad, ya que incluso los tres distritos en los que su volumen es mayor en 2014 han registrado pérdidas de población con respecto a su situación en 2006. En cualquier caso, el mayor impacto de la crisis se ha dejado notar en algunos distritos centrales en los que su presencia en la etapa de crecimiento era significativa. Destacan especialmente el distrito de Centro, pero también los de Tetuán y Arganzuela.

En definitiva, el estallido de la crisis ha tenido como principal efecto un descenso del número de extranjeros en la ciudad, debido a la creciente salida de aquellos procedentes de áreas emergentes. La presencia de este grupo de extranjeros, ampliamente mayoritario en la ciudad, ha estado asociada al modelo económico madrileño, que al entrar en crisis no tiene ya capacidad para absorber gran parte de esta mano de obra poco cualificada. Frente a ellos, los inmigrantes de áreas desarrolladas, aunque minoritarios, muestran más estabilidad, ya que una mayor formación y seguridad laboral han reducido su exposición a la crisis, y con ello disminuye también la necesidad de abandonar la ciudad. Esta dinámica demográfica deja su impronta en el espacio urbano, a través de una distribución segregada de ambos grupos sobre los distintos distritos de Madrid. Los extranjeros de áreas desarrolladas, que antes de la crisis se ubicaban en la mitad norte de la ciudad, la de mayor prestigio, tienden a reafirmar esta localización, así como intensificar su presencia en los espacios centrales de la capital. Los inmigrantes de áreas emergentes también refuerzan su localización en aquellos distritos en los que antes de la crisis estaban más presentes; aquellos que bordeando la ‘almendra central’ se sitúan preferentemente en el sector suroccidental de la misma, distritos que coinciden con los de mayor desempleo de la ciudad.

Para mayor información:

ABAD, L. y ECHAVES, C.: Crisis, desigualdad y población extranjera en la ciudad de Madrid. Efectos en la localización territorial según su perfil geoeconómico. En GARCÍA, J.; GONZÁLEZ, E.; LAGO, I. y RUBIO, E. (coords.). Tiempos oscuros, décadas sin nombre. Toledo: ACMS, 2014, p. 388-405.

Carlos Echaves es Doctorando en Sociología e Investigador en el Instituto de Economía, Geografía y Demografía-CSIC, Madrid.

Luis Abad es Doctor en Geografía e Investigador en el Instituto de Economía, Geografía y Demografía-CSIC, Madrid.

Ficha bibliográfica:

ECHAVES, C. y ABAD, L. Crisis y segregación territorial de la población extranjera en la ciudad de Madrid. Geo­cri­tiQ. 10 de septiembre de 2015, nº 166. [ISSN: 2385–5096]. <http://www.geocritiq.com/2015/09/crisis-y-segregacion-territorial-de-la-poblacion-extranjera-en-la-ciudad-de-madrid>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *