Revalorizar el patrimonio histórico o morir

Situada a 20 km al sur de Hellín (Alba­cete) y con una tra­di­ción azu­frera de más de 400 años, apa­rece la peda­nía de Las Minas, que debe su nom­bre pre­ci­sa­mente a esta enre­ve­sada indus­tria del alcre­bite (azu­fre) que durante toda su vigen­cia fue capaz de posi­cio­narse como la número uno a nivel nacio­nal, lle­gando a pro­du­cir más de 6 millo­nes de kg de este mine­ral en torno a 1910.

No solo tuvo reper­cu­sio­nes en el con­texto espa­ñol, sino que tam­bién logró alcan­zar un gran reco­no­ci­miento inter­na­cio­nal, sobre todo a nivel euro­peo, superando las difi­cul­ta­des de desa­rro­llo que dan las limi­ta­cio­nes de un espa­cio rural que por aquel enton­ces care­cía de inno­va­cio­nes tec­no­ló­gi­cas y de capi­tal que augu­ra­sen un futuro pro­me­te­dor para este sec­tor industrial.

Ya en época romana se explo­taba esta mina, aun­que la acti­vi­dad nada tenía que ver con los méto­dos emplea­dos pos­te­rior­mente, ya que al encon­trarse el azu­fre oculto en el sub­suelo, se iba extra­yendo de una manera espon­tá­nea, empleán­dose prin­ci­pal­mente como herra­mienta para el alumbrado.

Con la lle­gada del periodo árabe, fue cuando comen­za­ron a encon­trarse los pri­me­ros datos fide­dig­nos sobre la exis­ten­cia del azu­fre en estas minas, refle­ja­dos en tex­tos de impor­tan­tes geó­gra­fos musul­ma­nes. Si bien, lo más curioso de su des­cu­bri­miento pos­te­rior es que fue un acon­te­ci­miento total­mente for­tuito ya que durante la quema de ras­tro­jos en una zona ale­daña, cuando el fuego se exten­dió más de la cuenta lle­gando a este espa­cio, pro­vocó la quema del azu­fre, que se encon­traba oculto en el sub­suelo, y el fuerte olor que des­pren­dió fue el indi­ca­dor pre­ciso que dio cono­ci­miento de la exis­ten­cia de este mineral.

Así, el año 1562, en el que se pro­dujo este acci­dente, marcó un antes y un des­pués en la explo­ta­ción de este espa­cio minero. Tras pasar la pro­pie­dad de las tie­rras por varias manos pri­va­das, con la lle­gada de Felipe II al trono, y pos­te­rior­mente durante los siglos XVII-XVIII el domi­nio de este terri­to­rio quedó a cargo de la corona, donde los asen­tis­tas (con­tra­ta­dos por la misma) eran quie­nes se encar­ga­ban de la explo­ta­ción de estas minas, cum­pliendo las fun­cio­nes de con­ta­do­res, vee­do­res y administradores.

Los pro­ble­mas de un sis­tema de apro­ve­cha­miento y extrac­ción del azu­fre tra­di­cio­nal, pronto comen­za­ron a hacer mella en los bene­fi­cios, y ello unido a la com­pe­ten­cia a nivel inter­na­cio­nal que supo­nía el azu­fre sici­liano, no deja­ron bue­nos resul­ta­dos para esta época de domi­nio público. Si bien, a nivel nacio­nal la impor­tan­cia de esta indus­tria era cru­cial, puesto que casi todo el azu­fre empleado en los siglos XVIII-XIX pro­ve­nía de estas explotaciones.

Con la lle­gada de las leyes de minas en 1859, se derogó la per­te­nen­cia de la pro­pie­dad pública de las Minas de Hellín, que tras pasar de nuevo por varias manos pri­va­das, se con­vir­tió en 1901 en la “Socie­dad Azu­frera del Coto de Hellín” bajo la direc­ción del ofi­cial de arti­lle­ría Gui­llermo O´Shea.

Ello trajo con­sigo una moder­ni­za­ción en el sis­tema de pro­duc­ción que no habría sido posi­ble sin la cons­truc­ción de una cen­tral eléc­trica apro­ve­chando la pro­xi­mi­dad del río Mundo, y lo que es más impor­tante, sin la crea­ción de un ferro­ca­rril (1904) que evitó uno de los prin­ci­pa­les pro­ble­mas de esta explo­ta­ción: el aislamiento.

 Imagen actual del antiguo edificio de almacenamiento del azufre, con el paisaje de fondo de la mina ya abandonada (fotografía de la autora, abril de 2013).

Ima­gen actual del anti­guo edi­fi­cio de alma­ce­na­miento del azu­fre, con el pai­saje de fondo de la mina ya aban­do­nada (foto­gra­fía de la autora, abril de 2013).

Aun­que en los perio­dos de gue­rra esta indus­tria del alcre­bite jugó un papel fun­da­men­tal para la arma­men­tís­tica, fue­ron nume­ro­sos los pro­ble­mas que cada vez más fre­na­ban su desa­rro­llo: la com­pe­ten­cia del azu­fre esta­dou­ni­dense, las suce­si­vas huel­gas de 1920 a 1930, las sequías, etc… Final­mente, el 20 de Octu­bre de 1960 tuvo lugar el cie­rre defi­ni­tivo de la mina y con ello comenzó la deca­den­cia de todo un pue­blo minero, que a pesar de las difi­cul­ta­des de vida que tie­nen en este medio rural que per­dió su prin­ci­pal acti­vi­dad sus­ten­ta­dora, toda­vía encuen­tran en él diver­sas alter­na­ti­vas (agri­cul­tura o gana­de­ría) con las que poder  quedarse.

Ya no solo en el pasado este espa­cio fue capaz de ser un punto estra­té­gico y fun­da­men­tal para el terri­to­rio nacio­nal, sino que en la actua­li­dad, a pesar de estar la indus­tria total­mente obso­leta, son otros temas los que ocu­pan las pri­me­ras pla­nas del deve­nir de un pequeño pue­blo rodeado de rui­nas que con­ser­van, entre ese caos, gran­des ves­ti­gios de todo un pasado glorioso.

Fias­cos urba­nís­ti­cos en espa­cios pro­te­gi­dos, incen­dios devas­ta­do­res, derri­bos de vivien­das, des­po­bla­miento, aban­dono, etc. son muchos de los titu­la­res que hoy día preo­cu­pan a esta pequeña socie­dad, ya que afec­tan nega­ti­va­mente al desa­rro­llo de un lugar que des­pués de tan­tos vai­ve­nes, ha dejado entre­abier­tas las puer­tas a nue­vas posi­bi­li­da­des que aun­que con muchos inte­rro­gan­tes, pue­den augu­rar un nuevo futuro.

Para mayor información:

Romera Tébar, Cris­tina. Las minas de Hellín (Alba­cete): hue­llas del pasado en un espa­cio olvi­dado. Geo­Grap­hos. [En línea]. Ali­cante: Grupo Inter­dis­ci­pli­na­rio de Estu­dios Crí­ti­cos y de Amé­rica Latina (GIECRYAL) de la Uni­ver­si­dad de Ali­cante, 13 de febrero de 2014, vol. 5, nº 63, p. 167–205.

Cris­tina Romera Tébar es estu­diante de Grado en Geo­gra­fía y Orde­na­ción del Terri­to­rio, Uni­ver­si­dad de Alicante.

 

Ficha biblio­grá­fica:

ROMERA TÉBAR, Cris­tina. Reva­lo­ri­zar el patri­mo­nio his­tó­rico o morir. Geo­cri­tiQ. 25 de octu­bre de 2014, nº 93. [ISSN: 2385–5096]. <http://www.geocritiq.com/2014/10/revalorizar-el-patrimonio-historico-o-morir/>

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>