Un nuevo exilio: el futuro de los jóvenes en Cataluña

[L]as generaciones más jóvenes en Cataluña emigran, en número considerable a partir del año 2008. A pesar de no sorprender a nadie la afirmación, es importante situar la emigración de los jóvenes cualificados en el punto de mira científico, sólo así se podrán entender sus causas y sus consecuencias, así como su verdadera dimensión como problema social, recurrentemente cuestionado por parecer un fenómeno anecdótico.

Definir las causas del actual flujo de emigración juvenil en Cataluña es un ejercicio a partes iguales complejo y autocrítico. Complejo por su dificultad a la hora de encontrar fuentes fiables para la cuantificación de jóvenes en el extranjero. Y autocrítico por que la principal causa de emigración hay que buscarla en la complicada situación en la que viven hoy la mayoría de jóvenes en Cataluña, igual que en el resto de España, cuyas dinámicas políticas, económicas y sociales son indisociables unas de las otras.

Cómo todo fenómeno social, la emigración juvenil en Cataluña es también fruto de su contexto. A la crisis económica que sufren los estados miembros de la Unión Europea, en el caso español cabe sumarle una crisis política de relativa envergadura. El régimen político español surgido de la transición y tras la dictadura en 1978 se encuentra hoy más cuestionado que nunca tras 36 años de existencia. La quiebra del bipartidismo que permite la gobernabilidad, la superación del modelo territorial y nacional, el desprestigio de la monarquía y de la clase política a causa de los numerosos casos de corrupción explican el evidente deterioro del régimen.

La priorización del pago de la deuda de España impide hoy realizar las políticas sociales necesarias para el pleno desarrollo de los derechos que permiten, entre otras muchas cosas, la emancipación a los jóvenes. Educación, trabajo y vivienda, son hoy derechos de muy difícil acceso para muchos jóvenes. La emancipación, la posibilidad de poseer un proyecto propio de vida en el tránsito hacia la edad adulta sin dependencia de otro, es hoy negada a muchos jóvenes por un modelo productivo en crisis y un régimen político socialmente cuestionado.

Es esta emancipación negada la principal causa de emigración juvenil en Cataluña. La situación de los jóvenes se caracteriza hoy por el paro, la precariedad y la imposibilidad de emancipación –tan sólo uno de cada cuatro jóvenes de entre 16 y 29 años vive hoy fuera del domicilio familiar-. En lo referido al desempleo, el primer trimestre del año 2014 ha registrado un 49,53% de paro para los menores de 25 años en Cataluña. Aquellos jóvenes que trabajan lo hacen en un 90% con contratos temporales, la mayoría de obra y servicio. La duración y las condiciones salariales de este tipo de contratos precarizan, pues, el trabajo hasta los 30 años.

20140025_imagen Alejandro Morcuende

Manifestación en Madrid, el 7 de abril de 2013. (Fuente: http://www.infolibre.es/noticias/politica/2013/04/07/la_indignacion_los_jovenes_quot_sin_futuro_quot_recorrera_hoy_ciudades_todo_mundo_2110_1012.html)

Las tasas de paro de las últimas décadas, las tasas de emancipación juvenil, las condiciones en las que trabajan y el tipo de contratos en los que son empleados los jóvenes constituyen los principales indicadores de unas condiciones de vida cada vez más difíciles. Es esta una situación que, no se puede obviar, también caracteriza a muchos jóvenes en diferentes partes del mundo. No obstante esas condiciones de vida han visto retroceder su calidad y estabilidad a medida que las políticas de respuesta a la actual crisis económica han ido avanzando. La política de austeridad, de ajuste y recortes, y las diferentes reformas laborales y fiscales del último lustro han deteriorado unas expectativas ya de por si bajas. Es precisamente esta situación la que explica el aumento del flujo de emigración juvenil hacia el extranjero, situándose en 45.000 los jóvenes de entre 16 y 34 años emigrados de Cataluña el año 2012.

Todo ello sirve pues para romper aquellas concepciones que consideran que el actual flujo migratorio de jóvenes catalanes al extranjero es una anécdota, o un recurso periodístico, sin base estadística para su estudio. Se trata de las actuales condiciones de vida de los jóvenes, pero sobre todo de las esperanzas frustradas para diferentes generaciones de personas que aún estando más preparadas que nunca no encuentran garantías para su futuro más inmediato. Personas a quienes no se les garantiza los derechos básicos para poder llevar a cabo un proyecto de vida propio en sus ciudades de origen.

Y una vez emigrados, ¿cuáles son las condiciones en las que viven los jóvenes? ¿Alcanzan las expectativas laborales y personales? ¿Se está acentuando la relación centro-periferia en los países europeos, también en los flujos de mano de obra? Siendo muchas las incógnitas acerca del actual flujo de jóvenes catalanes al extranjero, de momento hoy podemos afirmar que el proceso de emigración de los jóvenes catalanes es un fenómeno política, social y económicamente significativo en el que centrar la atención científica, sólo así se encontrarán pistas que arrojen luz sobre otra de las consecuencias de una crisis que encara ya su séptimo año.

Para mayor información:

MORCUENDE, A; “La emancipación negada. Inicio a la investigación de las causas de la emigración juvenil en Cataluña”, Trabajo Final del Máster en Planificación Territorial y Gestión Ambiental, de la Facultad de Geografía e Historia de la Univeridad de Barcelona, presentado en septiembre del 2013 y dirigido por el Dr. Carles Carreras i Verdaguer.

Alejandro Morcuende González es sociólogo y miembro del Observatori de Comerç de la Universitat de Barcelona

 

Ficha bibliográfica:

MORCUENDE, Alejandro. Un nuevo exilio: el futuro de los jóvenes en Cataluña. Geo­cri­tiQ. 30 de julio de 2014, nº 73. [ISSN: 2385–5096]. <http://www.geocritiq.com/2014/07/un-nuevo-exilio-el-futuro-de-los-jovenes-en-cataluna/>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *