Desde la Geografía: ciencia y tecnología en una sociedad de la información geográfica

Este año los Sis­te­mas de Infor­ma­ción Geo­grá­fica (SIG) cum­plen medio siglo de exis­ten­cia. Se pre­sen­tan como una tec­no­lo­gía de sólida madu­rez al haber tran­si­tado un largo camino desde la puesta en fun­cio­na­miento del CGIS (Canada Geo­grap­hic Infor­ma­tion Sys­tem) en 1964.

Es a inicios de la década de 1980 cuando los SIG comien­zan ser uti­li­za­dos amplia­mente en el ámbito geo­grá­fico a par­tir de las nue­vas ver­sio­nes de soft­ware uti­li­za­dos en el ambiente de las compu­tado­ras per­so­na­les, las cua­les comen­za­ban a poblar masi­va­mente el ámbito académico-universitario.

Hasta ese momento el tra­ta­miento compu­tacio­nal de datos geo­grá­fi­cos se hacía mediante el uso de soft­ware con fina­li­da­des espe­cí­fi­cas, siendo que los SIG comen­za­ban a brin­dar la posi­bi­li­dad de com­bi­nar car­to­gra­fía digi­tal (repre­sen­ta­ción grá­fica) con los datos alfa­nu­mé­ri­cos (atri­bu­tos) al ocu­par el cen­tro de la Geo­in­for­má­tica.

El entorno compu­tacio­nal gene­raba un nota­ble impacto, tal es así que Jerome E. Dob­son en 1983 pro­pone una nueva rama en la dis­ci­plina que deno­minó Geo­gra­fía Auto­ma­ti­zada y en los siguien­tes años se gene­ra­ron intere­san­tes deba­tes en torno a sus apti­tu­des para el aná­li­sis de la reali­dad espacial.

El aná­li­sis teó­rico se encon­traba diri­gido a estu­diar la capa­ci­dad para­dig­má­tica de los SIG, los cua­les, en el ámbito de la Geo­gra­fía pre­sen­ta­ron una visión de la reali­dad apo­yada por para­dig­mas exis­ten­tes como el racio­na­lismo y el cuan­ti­ta­ti­vismo, mien­tras que para al resto de las cien­cias brin­da­ban la posi­bi­li­dad de incor­po­rar la dimen­sión espa­cial en sus estudios.

Pudo defi­nirse la apa­ri­ción de una Geo­gra­fía Glo­bal como la Geo­gra­fía que ingresó en las compu­tado­ras para impac­tar en múl­ti­ples cien­cias. No repre­sentó un para­digma de la Geo­gra­fía, aun­que si un para­digma geo­grá­fico de alcance multidisciplinario.

Durante sus 50 años, los SIG expe­ri­men­ta­ron dos cla­ras eta­pas de desa­rro­llo en rela­ción a los datos geo­grá­fi­cos: una de inte­gra­ción entre 1964–1988 y una de difu­sión entre 1989–2014. En la pri­mera las bases de datos grá­fi­cas (car­to­gra­fía) y alfa­nu­mé­ri­cas (atri­bu­tos), rea­li­za­das ini­cial­mente con soft­ware espe­cí­fico, se vin­cu­la­ron a tra­vés de los SIG y la apa­ri­ción de los Sis­te­mas de Ayuda a la Deci­sión Espa­cial (SADE) los hicie­ron evo­lu­cio­nar por mejo­ra­miento de capa­ci­da­des pun­tua­les (ver­ti­ca­li­za­ción); y en la segunda etapa los resul­ta­dos pudie­ron difun­dirse amplia­mente a tra­vés de la cir­cu­la­ción mate­rial de los CD-DVD y a la cir­cu­la­ción inma­te­rial en el cibe­res­pa­cio. Inter­net per­mi­tió la mayor difu­sión mun­dial de bases de datos geo­grá­fi­cas para su tra­ta­miento y análisis.

A par­tir del año 2000 se han afian­zado aspec­tos de gran inte­rés apli­ca­tivo: la apa­ri­ción de soft­ware libre que puede obte­nerse por Inter­net, datos geo­grá­fi­cos masi­vos pro­ve­nien­tes de dife­ren­tes fuen­tes, apli­ca­cio­nes en dis­po­si­ti­vos móvi­les y sis­te­mas digi­ta­les de uso popu­la­ri­zado basa­dos en la loca­li­za­ción. Todo esto junto a una  posi­bi­li­dad de uso que elude toda capa­ci­ta­ción for­mal y lle­gar a lo que Andrew Tur­ner en 2006 defi­nió como Neogeografía.

20140037_imagen Gustavo Buzai

Neo­geo­gra­fía. Apli­ca­cio­nes orien­ta­das al estu­dio espa­cial del Cibe­res­pa­cio.
Globo Terrá­queo Vir­tual (Goo­gle Earth) + Inter­net (Nave­ga­dor Inter­net Explo­rer) + tra­za­dor de rutas de cone­xio­nes web (Visual­Route). Cone­xio­nes desde Bue­nos Aires hacia dife­ren­tes ciu­da­des de Amé­rica y deter­mi­na­ción de nodos con­cen­tra­do­res de comu­ni­ca­cio­nes (Buzai, G.D. 2013. Tech­no­lo­gi­cal Depen­dence and the Inter­net. Latin Ame­ri­can Access from Bue­nos Aires, 2001–2013. Jour­nal of Latin Ame­ri­can Geo­graphy. 12(3):165–177).

Los SIG, vin­cu­la­dos a la Geo­gra­fía, tuvie­ron un largo reco­rrido de per­ma­nente cons­truc­ción con­cep­tual a par­tir de gene­ra­cio­nes de geó­gra­fos que, en la mayo­ría de los casos, tra­ba­ja­ron fuera de las pos­tu­ras teó­ri­cas domi­nan­tes y de manera silen­ciosa sen­ta­ron las bases de la actual revo­lu­ción. Las pers­pec­ti­vas sis­té­mi­cas y cuan­ti­ta­ti­vas pro­pi­cia­ron un nota­ble impacto a tra­vés de la Geo­gra­fía Glo­bal al lle­var la dimen­sión espa­cial al con­junto de las cien­cias y de la Neo­geo­gra­fía al lle­varla al con­junto de las prác­ti­cas socia­les. Resulta muy intere­sante apre­ciar que el posi­ti­vismo, una pos­tura filo­só­fica que intentó cap­tar la reali­dad obje­tiva sepa­rando el bino­mio sujeto-objeto es final­mente el prin­ci­pal sus­tento de acer­ca­miento entre la cien­cia y la socie­dad a tra­vés del uso tec­no­ló­gico, y al mismo tiempo, per­mite la mayor par­ti­ci­pa­ción ciu­da­dana directa que cual­quier pos­tura geo­grá­fica haya podido lograr.

La Tec­nos­fera (esfera tec­no­ló­gica) de alcance mun­dial con­tiene todos los arte­fac­tos que le per­mi­ten a la huma­ni­dad vin­cu­larse con el medio que lo rodea y, desde inicios del siglo XXI, apa­rece una Geo­tec­nós­fera for­mada por ele­men­tos téc­ni­cos basa­dos en la loca­li­za­ción y que ponen al espa­cio geo­grá­fico como pivote de las rela­cio­nes sociales.

Actual­mente toda per­sona puede inter­ac­tuar con sus­tento tec­no­ló­gico ante las posi­bi­li­da­des que le brinda la Web 2.0, uti­li­zando una gran diver­si­dad de datos geo­grá­fi­cos, par­ti­ci­pando como volun­ta­rio geó­grafo para gene­rar otros o rea­li­zar inter­pre­ta­cio­nes basa­das en la loca­li­za­ción, y en poco tiempo más, la difu­sión de la Web 3.0 per­mi­tirá el uso de datos geo­grá­fi­cos masi­vos obte­ni­dos por los pro­pios obje­tos que brin­da­rán infor­ma­cio­nes úti­les al instante.

En sín­te­sis, la Geo­gra­fía es una cien­cia que per­ma­nen­te­mente mues­tra su gran riqueza con­cep­tual y meto­do­ló­gica. La línea para­dig­má­tica expuesta mues­tra que la Geo­gra­fía Cuan­ti­ta­tiva (1950) ingresó en las compu­tado­ras y, con la incor­po­ra­ción de los SIG (1964) generó la Geo­gra­fía Auto­ma­ti­zada (1983), ésta se difun­dió lle­vando la dimen­sión espa­cial al resto de las cien­cias en una Geo­gra­fía Glo­bal (1999) que a par­tir de las apli­ca­cio­nes móvi­les de uso masivo lle­va­ría la dimen­sión espa­cial a la socie­dad mun­dial con la Neo­geo­gra­fía (2006). La Geo­tec­nós­fera (2012) con­tiene la tota­li­dad de desa­rro­llos téc­ni­cos para el tra­ta­miento de datos basa­dos en la localización.

Al fina­li­zar el siglo XX, en 1998, Peter Burrough había vis­lum­brado cam­bios evo­lu­ti­vos en la sigla SIG: GISys­tem / GIS­cience / GISo­ciety. Hoy, a 50 años de la apa­ri­ción del CGIS pode­mos ver que se ha com­ple­tado el camino para que la Socie­dad de la Infor­ma­ción Geo­grá­fica sea una realidad.

Para mayor información:

BUZAI, Gus­tavo; RUIZ, Ernest. Geo­tec­nós­fera. Tec­no­lo­gías de la infor­ma­ción geo­grá­fica en el con­texto glo­bal del sis­tema mundo. Aneku­mene. No. 4, pp. 88–106, 2012. <http://www.anekumene.com/index.php/revista/article/view/74 >.

Gus­tavo D. Buzai es Direc­tor del Pro­grama de Docen­cia e Inves­ti­ga­ción en Sis­te­mas de Infor­ma­ción Geo­grá­fica (PRODISIG) del Depar­ta­mento de Cien­cias Socia­les de la Uni­ver­si­dad Nacio­nal de Luján e Inves­ti­ga­dor Inde­pen­diente del Con­sejo Nacio­nal de Inves­ti­ga­cio­nes Cien­tí­fi­cas y Téc­ni­cas (CONICET) de Argentina.

 

Ficha biblio­grá­fica:

BUZAI, Gus­tavo. Desde la Geo­gra­fía: cien­cia y tec­no­lo­gía en una socie­dad de la infor­ma­ción geo­grá­fica. Geo­cri­tiQ. 10 de junio de 2014, nº 59. [ISSN: 2385–5096]. <http://www.geocritiq.com/2014/06/desde-la-geografia-ciencia-y-tecnologia-en-una-sociedad-de-la-informacion-geografica/>

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

One thought on “Desde la Geografía: ciencia y tecnología en una sociedad de la información geográfica

  1. Hola me gus­ta­ría saber una opi­nión de como se aplica la cien­cia y tec­no­lo­gías de la infor­ma­ción geo­grá­fica en la política.

    De ante­mano muchas gra­cias.
    saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>