Ciencia, conocimiento e innovación: el territorio importa

[C]ada vez es más frecuente en el lenguaje de políticos, gestores, planificadores y técnicos servirse de metáforas geográficas para abordar, referirse o hacer propuestas estratégicas o programáticas en relación al conocimiento científico, a la enseñanza superior o al tema de la investigación,  desarrollo e innovación (I+D+i).   Conceptos como «sistema de universidades» (al que se le añadiría el adjetivo de “escala” sea éste regional, español, europeo, iberoamericano…), «modelo territorial», «deslocalización universitaria», “campus de excelencia”, “parque científico y tecnológico”,  «distrito universitario», «movilidad geográfica», «mapa universitario», «redes universitarias», «clúster territorial I+D+i», son algunas de estas metáforas

Los geógrafos podemos -y debemos- aprovechar estos conceptos y metáforas para poner en valor a nuestra disciplina, no solo –aunque también- a partir de los sistemas de información geográfica y de los sistemas gestores de bases de datos territoriales. ¿De qué forma? Reconstruyendo el proceso espacio-temporal de difusión de los elementos del sistema I+D+i, analizando los condicionantes socio-espaciales de la investigación y de la generación de conocimiento científico y técnico o enfatizando el papel de las ciudades y grandes áreas metropolitanas en relación a lo que podríamos definir como «geografía del conocimiento».

Sobre el sistema I+D+i en España tenemos más información que conocimiento y la información de que disponemos es más estadística que geográfica , al no aparecer los elementos de este sistema geo-referenciados, por más que estos elementos presentan una localización precisa y unas estructuras territoriales concretas. Una realidad global como la innovación y el conocimiento se concentran en muy pocos territorios. La causa de este hecho son los requerimientos que estos sistemas precisan tanto en relación a su entorno económico (innovación, dinamismo, financiación –capital riesgo-…) como social (competitividad, cooperación –coworking– capacidad para innovación y comercialización,  capacidad para generar patentes, movilidad, dinamismo tecnológico, desarrollo científico y cultural…) a los que se debe sumar acción coordinada de los agentes que en estos espacios actúan. Un solo dato: las dos áreas metropolitanas que se presentan en los mapas adjuntos, correspondientes a Madrid y Barcelona, concentran un tercio del sistema  I+D+i en nuestro país (396 elementos de los 1.241 del sistema estatal).

Los sistemas de información geográfica, al posibilitar la representación cartográfica a diferentes escalas, permiten identificar los patrones espaciales y delimitar agrupamientos o clústeres territoriales del conocimiento, así como conocer y poner en valor la dimensión socio-territorial en los procesos de investigación, desarrollo e innovación.

El resultado final de estas investigaciones empíricas en Geografía es la materialización de la metáfora «clúster territorial del conocimiento» en realidad cartográfica, que sería la base de una geografía del conocimiento, entendida en el sentido pleno del término. Para alcanzar este objetivo la primera labor es geo-referenciar  los elementos I+D+i (centros universitarios, centros de investigación, parques científicos y tecnológicos, hospitales universitarios y grandes hospitales), posteriormente se cartografiarían éstas, se trazarán sus patrones espaciales y finalmente se interpretarían los resultados obtenidos a la luz de la  geografía. Y esta reflexión geográfica debería convertirse en la base y el fundamento teórico de nueva planificación y gestión del conocimiento científico y de la investigación tanto básica como aplicada.

En otras palabras, el conocimiento explícito de la localización precisa de todas y cada una de las entidades ligadas a la investigación, al desarrollo y a la innovación, sea carácter público o privado en España, así como de cada uno de los Parques Científicos y Tecnológicos catalogados, debe ser entendido como un instrumento más de orientación para políticas públicas e iniciativas privadas en relación con el conocimiento, pues en relación a estas políticas la «T» del territorio tiene actualmente -y seguirá teniendo en el futuro- singular importancia estratégica, al presentarse tan estrechamente ligado a la política de vivienda, a las grandes infraestructuras de transporte o al crecimiento de la ciudades y áreas metropolitanas o, en algunos casos, los procesos de renovación urbana. En este sentido, las nuevas tecnologías de la información y el conocimiento y la sociedad global no significan el final de la geografía, como algunos autores han apuntado, sino más bien la necesidad de hacer una nueva geografía que parta de este marco.

En definitiva, la planificación de las infraestructuras para el desarrollo y gestión del conocimiento futuras, así como para la comprensión de las estructuras presentes, ni pueden ni deben hacerse sólo a partir de parámetros territoriales pero ni pueden ni deben hacerse al margen de la dimensión territorial. La plasmación cartográfica, la geo-visualización de los procesos y de las estructuras de los espacios del conocimiento, apoyándose en los modernos sistemas de información geográfica, es condición necesaria para una eficaz planificación del conocimiento científico en España, pero no es condición suficiente: lo hace suficiente el razonamiento geográfico, porque sólo el conocimiento geográfico (de la dinámica y estructura demográfica, de la estructura social, de la economía, de las infraestructuras, de las relaciones y estructuras territoriales, de las estrategias  de los agentes –públicos y privados- que en estos espacios actúan…) puede ayudar a construir la «geografía del conocimiento».

20140042_imagen Pedro Reques1

Localización geográfica de los centros universitarios, de los centros de investigación del CSIC, de los parques científicos y tecnológicos y de los hospitales universitarios y grandes hospitales en el área metropolitana de Madrid(*).
Fuente: Consejo de Coordinación Universitaria, Asociación de Parques Científicos y Tecnológicos de España, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Ministerio de Sanidad y Asuntos Sociales. Base cartográfica www.idee.es/wms/IDEE.Base. Elaboración P. Reques en colaboración con A. Ortega.

20140042_imagen Pedro Reques2

Localización geográfica de los centros universitarios, de los centros de investigación del CSIC, de los parques científicos y tecnológicos y de los hospitales universitarios y grandes hospitales en el área metropolitana de Barcelona (*).
Fuente: Consejo de Coordinación Universitaria, Asociación de Parques Científicos y Tecnológicos de España, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Ministerio de Sanidad y Asuntos Sociales. Base cartográfica www.idee.es/wms/IDEE.Base. Elaboración P. Reques en colaboración con A. Ortega.

(*) Los espacios cartografiados en estos dos mapas, correspondientes a las áreas metropolitana de Madrid y Barcelona, concentran 223 de las facultades y escuelas técnicas superiores  de las 899 del conjunto del Estado, 83 de los 144 centros de Investigación del CSIC, 24 de los 77 parques científicos y tecnológicos, y 39 de los 130 grandes hospitales, fundaciones y centros de investigación médico-sanitaria

 

Para mayor información:

Reques Velasco, Pedro. Universidad, sociedad y territorio. Santander: Universidad de Cantabria, Banco Santander, Ministerio de Educación, CRUE, 2009.

Reques Velasco, Pedro. Localización espacial de los centros de investigación, de los campus universitarios y de los parques tecnlógicos y científicos en España. Proyecto de investigación realizado para el Ministerio de Ciencia e Innovación, 2010 (multicopiado).

 

Pedro Reques Velasco es catedrático de Georgafía Humana en la Universidad de Cantabria.

 

Ficha bibliográfica:

REQUES, Pedro. Ciencia, conocimiento e innovación: el territorio importa. Geo­cri­tiQ. 20 de junio de 2014, nº 61. [ISSN: 2385–5096]. <http://www.geocritiq.com/2014/06/ciencia-conocimiento-e-innovacion-el-territorio-importa/>

2 thoughts on “Ciencia, conocimiento e innovación: el territorio importa

  1. Preciso, oportuno y cierto. Apuntando ideas para la evolución de la propia disciplina: “sólo el conocimiento geográfico puede ayudar a construir la geografía del conocimiento”. Magnífico.

  2. Muy bueno

    He visto este artículo desde facebook, es genial, y pone con datos lo que tenemos todos como “feeling”.

    Cuanto me gustaría poder hablar con el autor tranqulamente para compartir mi vision de campo y como creo que esta distribución / localización se irá posiblimente dispersando con el tiempo con la incorporación de nuevas tecnologías.
    Estoy encontrandome cada vez mas ingenierías que diseñan productos de muy alto valor tecnologico (poco peso fisico, aquí la fisica es importante) en sitios realmente alejados de los polos tecnologicos tradicionales.
    Es gente joven excepcional, muy bien prearada y suelen haber trabajado antes en grandes empresas multinacionales donde han tomado experiencia, contactos y el lado commercial minimo para hacerse ver internacionalmente.
    Visito muchos clientes “tecnologicos” y logicamente mi area mas frecuentada es Bilbao, Barcelona y Madrid, y compruebo que hay un “ecosistema” y tiene que ver mucho la logistica actual y un arranque privilegiado que les ha dado la historia/geografía. Tener un Puerto maritimo natural era clave, ahora tambien juegan otras bazas y hay oportunidades para otras zonas que poco a poco iran consolidandose.
    No me creo del todo lo que me dicen localmente a veces, “es que aquí hemos sido muy emprendedores… de siempre”.. leches, emprendedor de raza el que hace un imperio en medio de la nada tecnologica como “grupo antolin”.. (burgos, son la leche), o el SANTANA, un grupo de empresarios de Jaen que se empeñan en fabricar el Land Rover en España… y se ponen en contacto con Londres ! sin hablar ingles !! y lo consiguen, primero en forma de kits, y muy pronto fabricando el 90% del famoso Land Rover en La Carolina, España.
    Ejemplo similar pero que tuvo que irse a Madrid para realizar su sueño fue Eduardo Barreiros, generando todo un barrio (actual Villaverde) con comedores para empleados y familia, medicos, igual de seguros, guarderias para hijos de trabajadores…. Otro ejemplo es el imperio Pascual (Segoviano afincado en Miranda), o Nicomedes Garcia (Anis Castellana, Dyc, y agencia de publicidad AZOR,) que se pone en contacto con Bodegas Osborne y le encargan la campaña de publicidad creandose el toro de Osborne cuando ni existia el palabro “marketing”…. O el mesonero Candido que vio el turismo de “un día en Segovia” de la incipiente clase media, con autobuses turisticos ida/vuelta para los empleados del INI, Barreiros, PEGASO, etc, eso es gente de raza. O la familia afincada en Sevilla que creaq un imperio como Telvent- Abengoa, ahora comprado por Schneider, sin salir de sevilla, un referente mundial de maniobras para Ascensores es la corporacíón MC (Macpuarsa) que le vende a China ascensores, las motos HISPANI tambien exporta a toda Asia desde Sevilla y aquí ni las conocemos… Caso de libro y superación de la geografía es el de Mondragon (origen de Fagor) que es un valle de muy dificil acceso (y muy bonito) donde se genera un “polo” de desarrollo en los 50″ (un proyecto de fin de curso para FP de una lavadora esencial, para enseñar como se controlaba un motor de alterna a los chavales..) gracias en parte por los apoyos estatales de la epoca pero que no se comenta ni se reconoce en ningun sitio.
    Espoero que algún joven periodista, politico, historiador, o simplemente inconformista y valiente de verdad tenga ganas de jaleo y coja el toro por los cuernos… levantaría las alfombras que cubren el polvo intelectual de lo politicamente correcto… de los clichés manidos, y se haría famoso (y maldito) en 2 semanas.
    Sería intereante y sobre todo muy muy polemico poner en valor este tipo de cosas.
    Tambien sería interesante estudiar cómo estas zonas que ahora aglutinan el I+D+i llegaron a ser lo que son hoy, un referente industrial para todos los Españoles cuando su industria no era realmente competetiva fuera de nuestras fronteras, las acerias estaban suvencionadas, se producían automoviles gracias a generar una zona franca en determinado lugar (por que no en Cadiz, o en Murcia, o Albacete, o Zamora..?)… etc pero de nuevo ahí esta el valor/honestidad intellectual para que se divulgue.
    La zona franca de un sitio y la reconversión industrial del acero en el otro (de Nuevo mas inversion /suvenciones de todos ) han generado grandes beneficios locales, en forma de ecosistema satellite industrial, en el que se basan para promocionar la cantinela de “es que aquí somos muy emprendedores de siempre…”.

    Como persona no suvencionada “donde xodo pago y vuelo bajo pero libre,” gracias por dejarme este rinconcito para opinar en libertad hasta donde me llega mi corto entender.

    Un abrazo a todos!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *