Make Use Of Guidelines And Also Your Essay Will Likely To Be Awesome!

Make Use Of Gui­de­li­nes And Also Your Essay Will Likely To Be Awesome!

If you even now exper­tise cha­llen­ges in com­po­sing your essay or are uncer­tain rela­ting to your crea­ting abi­lity, use our pos­ting help! You can expect essay coming up with faci­li­tate for the money!

  1. Acquire a per­so­na­li­zed made essay that has a perfectly-imagined-out-structure. We will offer a well-prepared essay deve­lo­ped to sequence, with per­form modi­fi­ca­tion and total cus­to­mi­za­tion of alto­get­her dis­tin­ctive tai­lor made word.
  2. Regard­less what your 12 month period of kno­wledge is, your essay is crea­ted con­sis­tent with it. Our com­pany con­cen­tra­tes on pre­sen­ting cus­tom made essay publis­hing com­pa­nies for college kids at every school level. We encou­rage you to be one of them!
  3. Just about every sin­gle essay you can expect our patrons with is writ­ten by the estee­med school publis­hing con­sul­tants. We use experts who derive from des­ti­na­tions where English will be the native ver­na­cu­lar to be sure their ter­mi­no­logy know-how. That will be sec­tion of our com­pany, an pros­pect have to suc­cess­fu­lly pass our pro­prie­tary 4-hr inter­net exa­mi­na­tion and pro­vide we approve a tailor-made-prepared gene­ra­ting exam­ple. It will help us to eva­luate the individual’s Bri­tish dia­lect exper­tise stan­dard and arti­cle wri­ting proficiency.
  4. We con­si­der our clients’ com­ments and use it which will make the essays we publish for your needs far bet­ter.We explore con­su­mer reviews from pre­ce­ding clien­tele to decide merely the right aut­hors to accom­plish yo Con­ti­nue reading

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Vive la France, vive le football!

El deporte siem­pre ha sido un bál­samo para la polí­tica, al menos cuando esa polí­tica está muy en entre­di­cho, tam­bién para paí­ses emer­gen­tes, como tram­po­lín para su reco­no­ci­miento pleno. En un estu­dio pro­fundo podría­mos, incluso, aden­trar­nos en los jue­gos olím­pi­cos de Gre­cia, pero no es pre­ciso entrar en esa noche de los tiem­pos. Todos recor­da­mos las cinco copas de Europa del Real Madrid en el régi­men de Franco, donde el deporte depen­día, ade­más, de la Secre­ta­ría Gene­ral del Movi­miento, o la uti­li­za­ción de las meda­llas olím­pi­cas de los paí­ses del Este en tiem­pos de la Gue­rra Fría (men­ción espe­cial a la rumana Nadia Coma­neci), triun­fos apro­ve­cha­dos por sus regí­me­nes para mos­trar que son de ver­dad una nación (len­gua, leyes, con­texto his­tó­rico, natu­ral), o sea, que hay una sim­bio­sis entre el pue­blo y el Estado. Dicho con otras pala­bras más sim­ples en la por­tada del perió­dico depor­tivo fran­cés L’Équipe del 16 de julio pasado: “Los azu­les (Fran­cia) escri­ben su pro­pia leyenda, la de un equipo y un país en plena comunión”.

En el reciente Cam­peo­nato del Mundo de Fút­bol, hemos visto una nación gana­dora (Fran­cia) con una cri­sis en dis­tin­tos fren­tes (paro, eco­no­mía, migra­ción) y una fina­lista (Croa­cia) como nación emer­gente deseosa de ocu­par un lugar polí­tico en el con­cierto del reco­no­ci­miento mun­dial. Las dos nacio­nes mere­cie­ron subir al podio por su buen hacer en el campo y no hubo lugar a espe­cu­la­cio­nes extra­de­por­ti­vas. No, en el caso de estos dos paí­ses la lim­pieza ha bri­llado por su pre­sen­cia, lo cual tam­bién debe ser base de una nación.

Voy a cen­trarme en los cam­peo­nes. Sen­tir esta viven­cia en la misma Fran­cia ha sido una expe­rien­cia de cómo se apun­tala una nación desde la base misma, desde su ciu­da­da­nía, desde su pro­pio ser, desde su nación, como indi­vi­dua­li­dad y como colec­ti­vi­dad, y con juego lim­pio. Efec­ti­va­mente, ver empe­zar un par­tido de fút­bol con el canto de la “Mar­se­llesa” por los juga­do­res y cuerpo téc­nico con la pasión de quien siente a su patria como su casa en el sen­tido más amplio y hasta aco­ge­dor del tér­mino no es lo mismo que quien no mani­fiesta nin­guna emo­ción hacia los colo­res que, al menos en teo­ría, son los suyos, pero can­tar ese himno tras cada vic­to­ria en los bares por millo­nes de per­so­nas implica un asen­ti­miento de la reali­dad de la nación, una espe­cie de ple­bis­cito del sen­tir fran­cés refren­dado a cada vic­to­ria en un ejer­ci­cio que creía­mos mono­po­lio de los paí­ses lati­nos o de los hin­chas ingle­ses. Pero no, esta demos­tra­ción cívica se pro­dujo en el país del Siglo de las Luces, donde cabía­mos todos, en una manera de reafir­mar el con­texto his­tó­rico natu­ral de Fran­cia como nación aco­ge­dora. Y, en fin, en todas las tele­vi­sio­nes del mundo hemos visto a Fran­cia repre­sen­tada en su lugar más emble­má­tico (la Torre Eif­fel) viendo la final en pan­ta­llas gigan­tes y subiendo los Cam­pos Elí­seos, cual si de la cele­bra­ción de la divisa “liberté, éga­lité y fra­ter­nité” se tratara.

Edición especial de Le Monde, Mbappé en la foto

Edi­ción espe­cial de Le Monde, Mbappé en la foto.

Evi­den­te­mente no sólo fue una fiesta (como diría Heming­way), tam­bién algún alter­cado calle­jero, (in)evitable, suce­dió al amparo de esa mul­ti­tu­di­na­ria efer­ves­cen­cia, y por supuesto la polí­tica siguió su curso en su ejer­ci­cio cons­tante de que la con­di­ción humana existe como resu­mía la revista Marianne “el domingo 15 de julio el país ha cedido al uní­sono a la eufo­ria de la vic­to­ria de los Azu­les. Sin olvi­dar las reali­da­des del mundo y sin ceder a las recu­pe­ra­cio­nes polí­ti­cas”. Y es que cada medio de comu­ni­ca­ción hizo su lec­tura, su polí­tica, del evento. La misma revista citada sub­raya su visión gene­ral: “Un pue­blo AZUL-BLANCO-ROJO fija unos minu­tos esen­cia­les en un des­en­ca­de­na­miento de ale­gría un poco absurdo para un juego irri­so­rio”, sin embargo, unas pági­nas más ade­lante hace un juego de pala­bras con la pro­clama de la nación fran­cesa: “Liberté, Ega­lité, Mbappé”.

Mbappé, juga­dor excep­cio­nal. Refe­rente obli­gado de esta Fran­cia que parece que se haya des­per­tado asu­miendo que el color de la piel no es cua­li­dad iden­ti­ta­ria de la nación, ni el ape­llido, ni el ori­gen, lo que sig­ni­fica que el con­cepto en sí no es está­tico sino adap­ta­tivo, y por tanto adop­ta­ble a cada cam­bio, lo cual no quiere decir que va a ser la pana­cea de los pro­ble­mas fran­ce­ses ni mucho menos, como no lo fue en 1998, cuando se alcanzó por pri­mera vez el mismo título pero sí que debe ser un estí­mulo para man­te­ner la moral y el opti­mismo (¡ah, y lás­tima que esta magia esté tan media­ti­zada por el dinero!), o en pala­bras del ex pre­si­dente de la Repú­blica fran­cesa Fra­nçois Hollande: “El equipo de Fran­cia da una feli­ci­dad inmensa  a nues­tro país, que no hace des­a­pa­re­cer todas las difi­cul­ta­des y dis­pa­ri­da­des pero que per­mite la uni­dad. Hay que uti­li­zar estos momen­tos, dema­siado raros, para ase­gu­rar aún más la cohe­sión y no sólo que­dar satis­fe­chos por la fiesta de algu­nos días”. Aun­que la frase más ilus­tra­tiva de la nación fran­cesa cam­peona del mundo de fút­bol es la de Barack Obama: “Mirad el equipo de Fran­cia que acaba de ganar la copa del mundo. Todos estos tíos no pare­cen, según yo, Galos, son fran­ce­ses, son fran­ce­ses”. Si se asu­miera esta reali­dad bien mere­ce­ría que el 15 de julio fuera una segunda fiesta nacional.

Para mayor información:

Para escri­bir este artículo he con­sul­tado los perió­di­cos: Le Pari­sien (días 17 y 20 de julio), Le Monde (Edi­ción espe­cial, 17 de julio), l’Équipe (días 16 y 18 de julio) y la revista Marianne (número 1114, del 20 al 26 de julio de 2018).

Fer­nando Mar­tín Polo es Doc­tor en Geo­gra­fía Humana por la Uni­ver­si­dad de Barcelona.

Ficha biblio­grá­fica:

MARTÍN POLO, Fer­nando. Vive la France, vive le foot­ball! Geo­cri­tiQ. 15 de sep­tiem­bre de 2018, nº 400. [ISSN: 2385–5096]. <http://www.geocritiq.com/2018/09/vive-la-france-vive-le-football>.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Una propuesta de geografía ciudadana

La geo­gra­fía como cono­ci­miento cien­tí­fico fue atra­ve­sando dife­ren­tes eta­pas: cien­cia mate­má­tica con una orien­ta­ción car­to­grá­fica, cono­ci­miento del medio natu­ral con las varie­da­des regio­na­les, des­crip­ción de recur­sos en un pro­ceso his­tó­rico, for­mu­la­ción de pro­pues­tas de orde­na­ción del terri­to­rio entre otras fina­li­da­des y obje­tos. En los dos últi­mos siglos parece exis­tir un con­senso sobre la tran­si­ción desde una cien­cia de luga­res a un cono­ci­miento que explica los pro­ble­mas socia­les en el terri­to­rio. De ahí su cla­si­fi­ca­ción como cien­cia social en los códi­gos UNESCO.

Estos últi­mos obje­ti­vos lle­van a la geo­gra­fía a acer­carse al con­cepto de ciu­da­da­nía, una pala­bra que ha defi­nido las carac­te­rís­ti­cas de las liber­ta­des alcan­za­das por las bur­gue­sías del die­ci­nueve en el mundo occi­den­tal y que se con­sa­gran en las car­tas cons­ti­tu­cio­na­les. Pero su ejer­ci­cio dista mucho de cum­plir con las expec­ta­ti­vas de una socie­dad crí­tica con el fun­cio­na­miento democrático.

Para for­mar a las per­so­nas en la par­ti­ci­pa­ción de las deci­sio­nes ciu­da­da­nas han sur­gido algu­nas ini­cia­ti­vas en las ins­ti­tu­cio­nes no guber­na­men­ta­les, pero menos desde las uni­ver­si­da­des y cen­tros esco­la­res, como si dicha acti­vi­dad no for­mara parte de los con­te­ni­dos edu­ca­ti­vos. Por eso que­re­mos des­ta­car la ini­cia­tiva del Ins­ti­tuto de Geo­gra­fía y Orde­na­ción del Terri­to­rio (IGOT) de la Uni­ver­si­dad de Lis­boa: Nós Pro­po­mos!, sobre todo, por el lide­razgo mos­trado por el pro­fe­sor Sér­gio Claudino.

Localización de ciudades y pueblos donde está asentada la red de Nós Propomos en la Península Ibérica.

Loca­li­za­ción de ciu­da­des y pue­blos donde está asen­tada la red de Nós Pro­po­mos en la Penín­sula Ibérica.

Desde dicho ins­ti­tuto uni­ver­si­ta­rio se ha gene­rado un pro­yecto de ciu­da­da­nía para los más jóve­nes y no tan jóve­nes, que comenzó en Por­tu­gal en 2011 y no ha dejado de cre­cer: España, Mozam­bi­que, Bra­sil y, ahora, ini­cia su imple­men­ta­ción en Perú, Colom­bia y, por último en México, con cerca de 40 uni­ver­si­da­des impli­ca­das en su difu­sión. Para ello se cuenta con la cola­bo­ra­ción del Geo­foro, que a tra­vés de las noti­cias y del foro 24 da cuenta de sus acti­vi­da­des y prin­ci­pios pro­gra­má­ti­cos. En el mes de sep­tiem­bre de 2018 se cele­bra el pri­mer con­greso inter­na­cio­nal de Nós Pro­po­mos!, donde par­ti­ci­pa­rán alum­nos de nive­les pre­vios a los uni­ver­si­ta­rios, así como pro­fe­so­res e inves­ti­ga­do­res, fami­lias y polí­ti­cos loca­les de cua­tro paí­ses par­ti­ci­pan­tes. Un con­junto de per­so­nas que inte­gran la comu­ni­dad escolar.

En este evento se podrán com­par­tir los dife­ren­tes tra­ba­jos loca­les, pro­ducto de un estu­dio rigu­roso de pro­fe­so­rado y alum­nado, que des­pués se le pre­senta a los pode­res loca­les (ayun­ta­mien­tos, cáma­ras muni­ci­pa­les) para que pue­dan ser eje­cu­ta­dos, o no, los pla­nes de acción pro­pues­tos desde las aulas esco­la­res. Por tanto, es una inno­va­ción esco­lar, basada en el cono­ci­miento geo­grá­fico, abierta a la par­ti­ci­pa­ción ciu­da­dana. Ade­más el pen­sar local­mente se com­ple­menta con la acción glo­bal, pues se pro­mueve la coope­ra­ción inter­na­cio­nal en red, para ello exis­ten dife­ren­tes ins­tru­men­tos de las redes socia­les (what­sapp, face­book) y sobre todo el Geo­foro Ibe­roa­me­ri­cano de Edu­ca­ción, Geo­gra­fía y Socie­dad, donde la comu­ni­dad esco­lar ha abierto un foro (número 24) para inter­cam­biar opi­nio­nes y argu­men­tos, de tal forma que se pueda rom­per el ais­la­miento de cada aula y cen­tro escolar.

Uno de los pun­tos fuer­tes del pro­yecto con­siste en con­ce­der la ini­cia­tiva al alum­nado para deli­mi­tar los pro­ble­mas loca­les, que pue­den ser de dife­rente ámbito: polu­ción atmos­fé­rica o de aguas con­ta­mi­na­das, pro­ble­mas de segu­ri­dad vial, ais­la­miento de luga­res rura­les, difu­sión del patri­mo­nio local, carác­ter obso­leto del apren­di­zaje esco­lar y otros más que son selec­cio­na­dos por el pro­pio alum­nado y tra­ba­ja­dos en las aulas en mate­rias espe­cí­fi­cas (Estu­dio de caso, Ciu­da­da­nía, Geo­gra­fía y cien­cias socia­les), o bien en ámbi­tos inter­dis­ci­pli­na­res, donde dos o más mate­rias com­par­ten obje­ti­vos y dise­ñan téc­ni­cas y méto­dos espe­cí­fi­cos para abor­dar el pro­blema seleccionado.

Localización de Nós Propomos en América del Sur.

Loca­li­za­ción de Nós Pro­po­mos en Amé­rica del Sur.

De este modo se ha com­pro­bado como los alum­nos y alum­nas selec­cio­nan los pro­ble­mas que les resul­tan sig­ni­fi­ca­ti­vos y rea­li­zan a con­ti­nua­ción un tra­bajo de campo, en el cual impli­can a veci­nos del lugar estu­diado. Final­mente pro­po­nen las pro­pues­tas de solu­ción para ser imple­men­ta­das desde las ins­ti­tu­cio­nes locales.

Con este pro­yecto se cum­plen algu­nos prin­ci­pios bási­cos en la edu­ca­ción. El pri­mero es que las inno­va­cio­nes no pro­ce­den de las ini­cia­ti­vas legis­la­ti­vas, sino de la acti­tud de curio­si­dad y crí­tica de las per­so­nas que con­vi­ven en los cen­tros esco­la­res. En segundo lugar nos mues­tra que la geo­gra­fía, y las cien­cias socia­les, son úti­les para la ciu­da­da­nía si aborda el estu­dio de los pro­ble­mas con­cre­tos que les preo­cu­pan a las per­so­nas, pero para ello es pre­ciso una meto­do­lo­gía rigu­rosa, que aúne el uso de los con­cep­tos pro­pios de la mate­ria con una for­mu­la­ción del pro­blema que per­mita cues­tio­nar la reali­dad apa­rente y plan­tear solu­cio­nes fac­ti­bles. En este sen­tido, se avanza con la calma que requiere el pen­sa­miento racio­nal, sin las pri­sas de las tec­no­lo­gías del espec­táculo. Y sim­pli­fica la meto­do­lo­gía en tres fases bási­cas: la iden­ti­fi­ca­ción de pro­ble­mas, la rea­li­za­ción del tra­bajo de campo y la pre­sen­ta­ción de pro­pues­tas son sus tres fases fundamentales.

Por último, se demues­tra que es posi­ble (y nece­sa­rio) desa­rro­llar una edu­ca­ción geo­grá­fica alter­na­tiva, en ámbi­tos esca­la­res ibe­roa­me­ri­ca­nos, que esté com­pro­me­tida con los pro­ble­mas socia­les con­cre­tos de las per­so­nas en sus medios específicos.

Para mayor información:

CLAUDINO, Sér­gio; SOUTO, Xosé M.; ARAYA PALACIOS, Fabián. Los Pro­ble­mas Socio-Ambientales en Geo­gra­fía: una Lec­tura Ibe­roa­me­ri­cana, Revista Lusó­fona de Edu­cação, nº 39, p. 55–72.

Ficha biblio­grá­fica:

SOUTO, Xosé Manuel. Una pro­puesta de geo­gra­fía ciu­da­dana. Geo­cri­tiQ. 5 de sep­tiem­bre de 2018, nº 399. [ISSN: 2385–5096]. <http://www.geocritiq.com/2018/09/una-propuesta-de-geografia-ciudadana>.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS